primer periódico hiperlocal en España | año VII | 5 de diciembre de 2016
Seleccionar página

Los reyes de España, de cena en la calle Pez

El plan de cine y cena durante el fin de semana en Madrid es habitual que acabe en Malasaña. La ubicación del barrio, en medio de los tres grandes ejes de salas de proyección de la capital (Gran Vía, Bilbao y Plaza de España), hace que muchos de los que salen por la tarde a ver una película encaminen sus pasos hacia Fuencarral, Manuela Malasaña, la Corredera o Pez.

A esta última calle, una de las que más se ha puesto de moda en Madrid, acudieron este sábado por la noche los reyes de España, Felipe VI y Letizia, después de una sesión cinéfila en la que vieron la última de Woody Allen, The Irrational Man, informa Hola. Aunque sabida la afición de la reina por la versión original suele llevarla hasta los locales del entorno de Plaza de España, esta vez acudieron a los Cinesa Manoteras, cuenta LOC.

La pareja real cenó en el Gumbo (C/ Pez 15), un restaurante de comida criolla al estilo de Nueva Orleans que ya es un veterano en la zona. Lo hicieron como muchas otras parejas, en una de las pequeñas mesas con las que cuenta el local, en una esquina. Allí llegaron poco antes de la medianoche. Aún así, llamaron la atención del resto de comensales. Algunos incluso los fotografiaron y subieron la imagen a las redes sociales:

A su salida, pasada la 1.30, también fueron reconocidos e incluso una joven pidió hacerse una foto con ellos, a lo que accedieron, como puede verse en esta imagen que ella misma colgó en sus cuentas de Twitter e Instagram:

Los reyes, aficionados a salir por Malasaña

Esta escapada por la calle Pez es la segunda vez que trasciende un paseo de los reyes de España por Malasaña en las últimas fechas. La primera tuvo lugar el pasado mes de mayo, cuando ambos acudieron a una fiesta privada en la calle Palma.

Más revuelo causó la noche malasañera de la reina Letizia un par de semanas después, cuando salió con sus amigos la noche de San Isidro, en un recorrido que incluyó La Bicicleta Café, un paseo por Espíritu Santo y copa en El Rincón. En el primer local incluso se encontró con un camarero que le confesó su condición de republicano. “Cuando entró la reina Letizia pensamos que era un fake”, explicó luego a Somos Malasaña.

La afición malasañera de la pareja viene de la época anterior a la asunción del trono. Un restaurante de la calle San Bernardino, el Rey de Tallarines, lució durante años dos placas en sendas sillas que recordaban el paso de Letizia y Felipe por el local de comida asiática, cuando aún eran novios.

Publicado por

Wildlife Photographer of the Year, las mejores fotografías sobre naturaleza en el COAM

19:02