primer periódico hiperlocal en España | año VII | 10 de diciembre de 2016
Seleccionar página

Los rostros de Desengaño

Desi Civera, pintando una de las obras | ESPOSITIVO

Desi Civera, pintando una de las obras | ESPOSITIVO

Desengaño, la calle con el nombre más poético de cuantas hay en Malasaña, ha prestado 30 de sus rostros a la pintora Desi Civera para que los convierta en el proyecto artístico que hoy (19:30 horas) se estrena en la galería Espositivo.

Civera, vecina del barrio desde hace cuatro años, ha querido plasmar en lienzos los distintos sentimientos que la palabra ‘desengaño’ provocaba en una treintena de personas a las cuales abordó en la calle del mismo nombre para someterlas a una pequeña entrevista. De ese encuentro, realizado en la misma galería donde ahora puede verse el resultado de su trabajo, y ante una cámara de vídeo, la artista extrajo cada una de las imágenes que, transformadas en retratos de 30×30 centímetros, forman la exposición que podrá verse hasta noviembre en el número 4 de la calle Loreto y Chicote.

Como curiosidad, cabe destacar que el título de cada cuadro lo han puesto sus protagonistas: al término de cada entrevista entre artista y modelo, Civera pedía que resumieran todo lo que le habían contado en una palabra.

El alma de una calle universal

Cartel de la exposición

Cartel de la exposición

Tres días de asaltos continuos y al azar fueron suficientes para que Desi Civera reuniera el material con el que llevar a cabo su proyecto. De esta experiencia la artista destaca, sorprendida, el amplio abanico de sentimientos que el ‘desengaño’ provocó en sus interlocutores: “Iba de la tristeza a la alegría, con llantos y risas de por medio”.  Al mismo tiempo, la generosidad con la que todo el mundo a quien le propuso participar en el proyecto se apuntó al mismo y lo dispuestas a abrirse a una desconocida que se mostraron esas personas ha impactado en esta artista especializada en retrato.

“De todo el mundo a quien abordé en plena calle sólo una persona no quiso aceptar el reto”, comenta.

A buen seguro, en los retratos de Civera podremos reconocer algún rostro familiar, como también es probable que al contemplarlos  nos sintamos identificados con alguna de las muecas que nos miran tanto como las miramos nosotros: son los rostros de Desengaño y los sentimientos del desengaño. Difícil no haberse cruzado alguna vez con ellos a lo largo de nuestra vida.

Una pieza de videoarte, que resume las entrevistas llevadas a cabo con los protagonistas de los cuadros, un muro pintado con una secuencia de entrevista y un libro de arte, en el que se recoge todo el proyecto, completan la propuesta artística de Civera.


Publicado por

Luces de Navidad 2016 – 2017 en Madrid: calles y diseñadores

21:39