primer periódico hiperlocal en España | año VII | 7 de diciembre de 2016
Seleccionar página

Luis Ramiro: “Soy creativo y cabezón”

Luis Ramiro en el barrio, eligiendo camiseta en Ojoloco, calle Barco 8

Luis Ramiro en el barrio, eligiendo camiseta en Ojoloco, calle Barco 8

“Qué importa perder o ganar, o reír o llorar si al final me paso el invierno esperando a que vengas a verme, y no sé bien si besar o matar o quemarnos vivos en el sofá, te quiero y te odio…”. La gente tararea las letras de las canciones, la sala está llena, no cabe un alfiler. Estamos en Galileo Galilei, uno de los templos de la música de Madrid y toca Luis Ramiro, un cantautor madrileño que arrasa, sin necesidad de campaña publicitaria, con su disco, Dramas y Caballeros, del que lleva 4.000 copias vendidas.

Su espléndido trabajo, nominado a los Grammys Latino en la categoría de ‘packaging’ (el próximo día 5 de noviembre se sabrá quién es el ganador), habla de amor y desamor, de despedidas y reencuentros, de celos y odios, de nostalgia y de sexo… ¿A qué si no podría cantarle un cantautor?

¿Qué hacías antes de cantar?
-Estudié Imagen y trabajé en televisión, como fotógrafo, en publicidad, de teleoperador, incluso como electricista. A partir de los 19 empecé a tocar en grupos y a los 24 a cantar en solitario.

-Tienes 33 años y sin embargo, tus letras resultan muy maduras, ¿cómo es posible tal nivel de madurez siendo tú tan joven?
-Algunas canciones reflejan historias mías pero es que yo, sobre todo, he sido siempre un gran lector y también he escrito mucho, tal vez por eso a la gente le llamen la atención mis letras.

¿A quién admiras?
-A mucha gente, al juez Garzón, por ejemplo. Envidio mucho a mis escritores y pintores favoritos: Kundera, Hanif Kureihsi… Y en cuanto a músicos me gustan Sabina, Calamaro, Radiohead. Y soy un mitómano de los Beatles.

-De no haber sido cantautor hubieras sido…

-¡Probé tantos trabajos que pensé me iban a gustar! Mi profesión frustrada es la de director de fotografía de películas.

-¿Qué te gusta hacer?
-Leer, tocar la guitarra y el piano, la fotografía también, aunque la tengo un poco abandonada a veces la retomo. También me gusta el cine, salir, ir a ritos satánicos, lo que a la gente normal, vaya (risas).

-¿Cómo te defines?
– Pues creo que soy creativo. Y cabezón.

-¿Qué te gusta de Madrid?

-Su ambiente, que la gente es de muchos sitios, Madrid es un sitio muy abierto.

-¿Cuáles son tus lugares preferidos de Malasaña?
-La óptica Alohe (Espíritu Santo 28), cuya propietaria es amiga. También, un sitio de pizzas donde sirven un dulce de leche riquísimo (Mastropiero, San Vicente Ferrer 34) y el veterano bar Vía Láctea (Velarde), un clásico.

Publicado por

Luces de Navidad 2016 – 2017 en Madrid: calles y diseñadores

21:39