primer periódico hiperlocal español | año VIII | 25 de febrero de 2018
Seleccionar página

Malakids, la historia del mayor festival de Madrid para familias

Los organizadores de Malakids nos hablan del festival familiar que el próximo fin de semana atraerá a miles de personas a Malasaña y Conde Duque.

Antonio Sañudo (izq) y Antonio Pérez, organizadores de Malakids | Foto: Somos Malasaña

Antonio Sañudo (izq) y Antonio Pérez, organizadores de Malakids | Foto: Somos Malasaña

El inicio de la historia de Malakids, el “festival para niñ@s y padres molones” cuya segunda edición se celebra este próximo fin de semana en las zonas de Malasaña y Conde Duque, podría comenzar a contarse de una manera clásica. Érase una vez Antonio Sañudo, director de la web de ocio infantil Kideoo.com, quien a finales del año 2013 traspasaba el umbral de la puerta de la redacción del periódico Somos Malasaña para reencontrarse con un viejo conocido, Antonio Pérez, y plantearle el siguiente reto: “Vengo de Valencia, donde se hace un pequeño festival infantil en el que los comercios del barrio de Ruzafa organizan actividades para niños. ¿Te apetece que montemos algo así juntos en Malasaña?”. Con un categórico e inmediato ‘sí’ salió Sañudo de aquel encuentro y cuatro meses después veía la luz el primer Malakids, cuyo éxito dio pie a los organizadores a embarcarse en una segunda edición, a las puertas de la cual nos encontramos.

Espacios y escenarios | Programa Día 1 | Programa Día 2 | Programa Día 3
Descarga la APP del festival con toda la programación |  Guía Malakids

Malakids es un festival netamente urbano, para reivindicar el uso ciudadano de la calle y espacios para niños en Centro

Malakids es un festival netamente urbano, para reivindicar el uso ciudadano de la calle y espacios para niños en Centro

-Dicho así parece fácil crear de la nada un festival que en su primera edición logró dejar contentos a participantes, vecinos, comercios, patrocinadores y hasta al Ayuntamiento…

Antonio Kideoo (A. K): La verdad es que fue un cuento con final feliz, que se inició con la idea de ser una propuesta modesta en cuanto a volumen pero llena de contenidos de calidad. Sin embargo, la gran acogida que todo el mundo nos brindó enseguida hizo que se nos fuera de las manos, en el buen sentido, y el bebé nació ya grande, muy grande.

Antonio Somos Malasaña (A. SM): De fácil, nada. Organizar en tres meses más de 130 actividades, explicar a diestro y siniestro de qué iba todo esto, aunar voluntades y lograr finalmente que todos los talleres,conciertos y demás tuvieran un 100% de lleno llevó lo suyo. Pero tuvimos mucha ayuda de toda la gente con la que fuimos contactando y que se entusiasmó con Malakids tanto como nosotros mismos.

-Y seis meses después de aquello, repetís.

A.K: Sí. Acabamos exhaustos, pero muy felices, así que siendo un poco inconscientes escuchamos las voces de quienes enseguida nos animaron a repetir y aquí estamos de nuevo, ampliando además escenarios y propuestas.

-¿Será esta edición la que consolide el festival?

A.SM: Esperamos que así sea. Al menos parece querernos decir que un festival urbano en pleno centro de Madrid para disfrutar en familia puede ser viable. Esta segunda edición era una prueba de fuego para la sostenibilidad de la propuesta y parece que vamos a salir victoriosos de ella.

-Malakids II plantea más de 150 actividades, muchas de ellas gratuitas. Siendo como es una iniciativa privada, ¿cómo se financia?

A.K: Fue una iniciativa privada, pero en esta segunda edición contamos también como co-organizadores con elAyuntamiento de Madrid, algo fundamental que nos ha permitido crecer. Son muchas las necesidades de permisos, soportes e infraestructuras que se necesitan para realizar un festival como éste y sin voluntad municipal para que salga adelante todo hubiera sido mucho más difícil. En este Malakids II también recibimos ayuda económica de la Junta Municipal del distrito Centro. Podemos decir que se ha convertido en un evento que podría servir de ejemplo de lo que una colaboración público-privada es capaz de hacer. En cualquier caso, mucha de la financiación del festival la aportan patrocinadores privados, marcas comerciales que se han involucrado en el festival y han entendido perfectamente su filosofía: si alguien quiere participar no sólo ha de poner dinero, sino que debe aportar sobre todo un contenido que enriquezca la propuesta de Malakids. Básico es también apuntar que cada uno de los aproximadamente 70 pequeños comercios de barrio que participan en el festival se hacen cargo ellos mismos de los costes de las actividades que organizan; es un lujo contar con su implicación.

A. SM: En la primera edición, los organizadores trabajamos como locos y terminamos perdiendo dinero. Aunque a nuestros propios hijos les encantó que sus padres se metieran en un lío de tal calibre, está claro que Malakids o era sostenible o no podía ser. Parece que vamos por el buen camino. En cuanto a la colaboración del Ayuntamiento, hemos de reconocer que nos han dado facilidades de todo tipo. Nuestro periódico no se caracteriza precisamente por ser un medio dócil con el poder, pero hay que darle al césar lo que es del césar y de los responsables municipales con los que hemos estado preparando Malakids sólo podemos decir cosas buenas. Que sin su ayuda hubiéramos montado también el festival, seguro que sí, pero no podríamos haber alcanzado nunca las proporciones a las que hemos llegado.

-¿Habrá más Malakids entonces?

A.K: Vamos a disfrutar primero de este y luego ya veremos. Está claro que nuestra intención es que haya más, quizá con una sola edición por año, pero continuar. Lo más difícil ya está hecho. El festival comienza a ser conocido y, por ejemplo, este año sabemos que vendrá mucha gente de fuera de Madrid.

-¿Cuáles son las principales novedades de este año con respecto a la pasada edición?

A. SM: Básicamente que tenemos más escenarios, más presencia también en la calle y que, por ejemplo, la parte de talleres que unen ocio y cultura con tecnología gana peso con lo que hemos venido a llamar ‘Teckids’, que se desarrollará en La Sede del COAM

-Hay tantas propuestas que uno puede no saber por dónde empezar. ¿Qué recomendaríais?

A. K: No nos podemos mojar en este sentido. Tenemos expuestas todas las propuestas en www.malakids.es, en la app de descarga gratuita que hemos desarrollado, en redes sociales y en las 10.000 guías impresas que se pueden conseguir en los comercios de las zonas de Malasaña y Conde Duque. Lo que recomendamos es sacar un poco de tiempo para hacer una selección y luego centrarse en participar en unas cuantas. Tratar de estar en todo sería una locura y se trata de disfrutar de forma relajada, sin tener que ir corriendo de un sitio para el otro.

A. SM: Es importante tratar de reservar plaza en los talleres que nos gusten. Nos consta que muchos ya están casi completos. Yo sí recomendaría no perderse los conciertos gratuitos que habrá, por ejemplo, en la plaza del Dos de Mayo, y dar una vuelta por La Sede del COAM. Aunque una de las cosas más bonitas de la pasada edición fue comprobar cómo cientos de personas recorrían el barrio, mapa en mano, buscando hasta el comercio más  escondido que organizaba algo y transitando calles que son de menos paso.

-Viendo la programación de Malakids, ¡cualquiera diría que es un festival para niños! ¿Dónde están los castillos hinchables y lo edulcorado y lo rosa que se presupone debe tener una propuesta infantil?

A. SM: Desde el principio pensamos que lo mismo que a los niños les pueden gustar los famosos Cantajuegos también podrían gustarle grupos que hacen versiones de The Class; o el flamenco, el jazz o el funky, ligeramente adaptado. Lo mismo que disciplinas como la tecnología, la arquitectura, la cocina… En fin, una oferta que fuera más allá del respetable mundo Disney… Y eso es Malakids, un cúmulo de actividades algo más ‘frikis’, más ‘teckis’, más ‘indies’, más interactivas, que las que dicen los cánones que deben ser las apropiadas para niños, y también un cúmulo de actividades con las que los padres también podemos disfrutar.

-¿Por Malakids aguas mil?

A. K: Ja, ja, ja. Lo único que no tuvimos controlado en la primera edición fue el tiempo que iba a hacer y alguno de los días llovió a cántaros. Aún así todo estaba lleno y, por ejemplo, algún concierto en el Dos de Mayo acabó pareciendo un mini-Woodstock, pero sin barro. Este fin de semana parece que las posibilidades de lluvia son bastante escasas, pero es algo que visto lo visto no nos preocupa demasiado. En cualquier caso, mejor sin.

-Por último, ¿qué nos decís del matrimonio Kideo – Somos Malasaña?

A. SM: Pues que nos complementamos a la perfección. Kideoo controla más toda la parte de contenidos y nosotros la relación con los distintos agentes de Malasaña y Conde Duque. Es una relación tan perfecta como abierta, en la que caben también todos los compañeros de camino que nos hemos ido encontrando desde que echamos a rodar: Método Helmer, Espíritu 23, Escuela de Música Creativa, las pequeñas salas de teatro del barrio… Todos han sido vitales para Malakids.

Malakids! es el mayor festival urbano para familias que se celebra en Madrid. Un evento que trata de reivindicar el centro de Madrid – los barrios de Malasaña y Conde Duque- para las familias y revitalizar su actividad vecinal, comercial y cultural. Su segunda edición se celebra los días 26, 27 y 28 de septiembre. Malakids es una iniciativa creada por Somos Malasaña y Kideoo

Así fue el primer Malakids:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Publicado por

Malakids, la historia del mayor festival de Madrid para familias

12:09