primer periódico hiperlocal español | año VIII | 17 de agosto de 2017

Malasaña, en Facebook

Descubrimos la presencia en la red social más famosa del momento de grupos y páginas creadas alrededor de Malasaña.

Facebook se ha convertido en los últimos meses en la red social por excelencia en España. Sin duda hay otras, pero ninguna sale tanto en los telediarios (no siempre positivamente), ninguna tiene tantos usuarios y ninguna – con la honrosa excepción de la española Tuenti o de Twitter– ha conseguido convertirse en un fenómeno social de tal magnitud.

Se encuentran en Facebook grupos y páginas sobre el barrio, pequeños lugares de encuentro, discusión o entretenimiento con Malasaña como ‘leiv motiv’.

Entre los grupos, el que más socios tiene es Malasaña life (922 miembros), un grupo en inglés y en español donde se debaten temas como “¿Es necesario mear en la calle?” o “¿Qué ha pasado que ya no hay policía?”. Un pequeño foro sobre el barrio dentro de Facebook.

Los grupos se utilizan frecuentemente de manera reivindicativa, como demostración de fuerza ciudadana. Con esa intención lo abrieron, por ejemplo, los creadores de Una calle en Madrid para Antonio Vega, -con más de 3.000 miembros y que no sabemos qué influencia tuvo en que una plaza del barrio vaya a llevar el nombre del desaparecido músico-, o los de Defensores del Patio Maravillas.

Existen además varios grupos de negocios del barrio y grupos de adhesión del tipo Me gusta Malasaña. Curiosamente el grupo No me gusta Malasaña sólo tiene un miembro.

Además de los grupos existentes en Facebook, hay páginas donde se pueden dejar mensajes alrededor de un tema, subir fotos o hacer una presentación. La página del barrio, sin más aderezo que un enlace a la wikipedia y algunas fotos, atesora más de 2.500 fans. De igual manera que uno se apunta a un grupo, de una página “se hace fan”, lo que lleva a que frecuentemente las páginas se conviertan en chistes que circulan entre los contactos de la red social, siendo el hacerse fan el equivalente a reírse de la ocurrencia. Así encontramos la página Correr por Malasaña imitando a Kim Phuc, la niña del Napalm, o la divertida El sheriff de Malasaña.

No son pocas las voces que alertan sobre el lado oscuro de este tipo de redes sociales, con problemas que tienen que ver con la privacidad y con la propiedad de los datos que se introducen allí, pero no cabe duda de que Facebook se ha convertido en un foro de conversación omnipresente. También en las plazas del barrio.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Publicado por

Malasaña, en Facebook

0:00