primer periódico hiperlocal en España | año VII | 1 de octubre de 2016
Seleccionar página

Mimos logran reducir el ruido nocturno en San Vicente Ferrer

Desde hace menos de un mes, los locales del ocio nocturno de la calle San Vicente Ferrer están desarrollando la campaña '¡Ssshhh vecinos descansando, mimos contra el ruido!' El objetivo de la misma, demostrar que la actividad de los bares de copas puede ser compatible con el descanso vecinal, sin necesidad de que el Ayuntamiento imponga recortes en los horarios de apertura de los negocios. Según los organizadores, "el ruido excesivo creado en las calles del centro de Madrid durante los dos últimos años por la fatídica combinación de ley del tabaco, venta ambulante ilegal de alcohol en la calle, botellón y la recesión económica" exigía una respuesta y se la han dado contratando a tres mimos durante las madrugadas de los fines de semana, a imagen y semejanza de una exitosa iniciativa que se lleva a cabo en París, con la salvedad de que la de la capital francesa engloba a más calles, cuenta con muchos más mimos y está financiada por el propio ayuntamiento y no por los propios locales de ocio nocturno como sucede en la calle San Vicente.

Entre la media noche y las 6:30 horas, desde principios de junio y durante los fines de semana, un grupo de mimos pide silencio -sin decir una palabra- en las puertas de los bares de la calle San Vicente Ferrer,  reduciendo considerablemente la contaminación acústica. Los mimos consiguen convertir el barullo en sonrisas silenciosas, que premian con la entrega de caramelos.

“Logran que el público de los bares que sale a fumar hable bajito y se conciencie de que la diversión no tiene por qué alterar el descanso de los vecinos, que mientras ellos disfrutan de la noche hay personas que duermen y que hay que respetarlas”, según los impulsores de la campaña ‘¡Ssshhh vecinos descansando, mimos contra el ruido!’.

La iniciativa, apoyada por la Plataforma de Ocio Nocturno, la costean los siguientes locales: Club Bukowski, Mercurio, Sala Tabóo, Peor para el sol, The Motherfaker, Angie, Nasti y Ocean Rock Bar.

Según los organizadores, “los resultados saltan a la vista, además de que el público no levante el tono de voz, hay más presión sobre los lateros y el botellón, explicación a los conductores para que no toquen el claxon; en definitiva, más conciencia. Se trata simplemente de que se den cuenta de que por la noche hay vecinos que duermen y se respete su sueño. La mayoría de la gente se implica y responde positivamente”.

Haciendo un balance muy positivo de la campaña, afirman que “sólo falta que el ayuntamiento de Madrid, igual que el de París, se quiera sumar a esta iniciativa creativa, simpática y eficiente que, además, crea empleo en vez de destruirlo, da vida a las calles y puede evitar recortes de horario perjudiciales para los negocios del ocio nocturno -en referencia a la aplicación en Centro de la ZPAE anti-ruido”. Para que la  municipalidad se convenza de los beneficios de esta apuesta, se está realizando un estudio, con encuestas y mediciones, para evaluar su resultado general.
Publicado por

Semana de la Arquitectura 2016 en Madrid: expos, conferencias y visitas a edificios

7:57