primer periódico hiperlocal español | año VIII | 25 de junio de 2017

Opinión: Música y pregón, no; fusiles, sí

Señores gobernantes, a las fiestas de Malasaña del 2 de mayo no hay que temerles, sólo unirse a ellas.

Las fiestas de Malasaña del 2 de Mayo no se pueden secuestrar, los vecinos de este barrio no lo consienten. Se las dejó desnudas de dinero público y permisos municipales hace cinco años, e inmovilizadas con cuerdas y mordazas de excusas se las quiso meter -sin éxito- en algún cajón consistorial, antesala del archivo y del olvido, por los siglos de los siglos. Rescatadas y puestas en libertad, hoy nos permiten disfrutar de batukadas, actividades deportivas e infantiles, actuaciones de coros o comidas populares: con alegría y humor, sin incidentes.

Tomen buena nota señores gobernantes de lo que acabamos de vivir en Malasaña, organizado por más de 20 colectivos, entidades sociales y particulares del barrio, y reconozcan el error que cometen queriendo castigar a unos vecinos a permanecer sin fiestas por si acaso se producen disturbios. Sean más flexibles el próximo año cuando se les soliciten los permisos correspondientes para celebrar las actividades venideras y no nos dejen sin pregón, sin los conciertos a horas prudenciales en algunas plazas del barrio, sin un microfóno enchufado para los raperos y para los chicos y chicas de los coros, como ha sucedido este año. Los vecinos de Malasaña no nos merecemos la desconfianza que nos demuestran.

Poco más pedimos que nos dejen actuar a nuestro aire, dentro de una total corrección. Autogestionadas y populares son las fiestas de Maravillas, y autofinanciadas añadiríamos, por lo que ustedes podrán seguir gastándose 10.000 euros en bonitas recreaciones militares que harán que nuevamente suenen disparos y cañonazos en la plaza del Dos de Mayo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Publicado por

Opinión: Música y pregón, no; fusiles, sí

1:32