primer periódico hiperlocal en España | año VII | 3 de diciembre de 2016
Seleccionar página

Nace la editorial Café Literario con la publicación de Desde el Café de Ruiz

Nace la malasañera editorial Café Literario con la edición de Desde el Café de Ruiz, libro de cuentos con el que debuta en literatura Natalia Manchado. Este proyecto editorial surge con la intención de publicar a autores noveles de narrativa, según uno de sus responsables, Luis Marcelo López Conde. Abierto a recibir textos inéditos, los libros de Café Literario tendrán una original distribución: venta directa de títulos en los cafés y bares de Malasaña, Chueca y Conde Duque.

Natalia Manchado junto a su libro, en el café de Ruiz

Natalia Manchado junto a su libro, en el café de Ruiz

Volviendo de nuevo al volumen con el que se estrena la iniciatica, Desde el Café de Ruiz reúne 12 cuentos, en los que se puede encontrar un poquito de todo. “Creo que cada uno de ellos encierra un trocito de una mujer en busca de la receta de la verdadera felicidad“, afirma su autora, quien lo presenta de forma oficial el próximo viernes.

El título del libro hace referencia, obviamente, al café situado en la esquina de la calle Ruiz con Galería de Robles. Es lo primero que llama la atención de esta propuesta y tiene una explicación lógica: “Un sábado de principios de 2012 conocí en el Café de Ruiz a Luis Marcelo López-Conde y me invitó a unirme al Taller Literario que dirigía en ese mismo espacio, yo llevaba un tiempo escribiendo para mí, y acepté encantada. Al principio, cada semana nacía un cuento; más tarde, el ritmo se fue sosegando. A final de año tenía un puñado de relatos que nos parecieron bonitos y empezó a llegar el gusanillo de publicar. Conocí el Café de Ruiz durante mis años de estudiante, es uno de mis lugares favoritos de Madrid; hacía años que no pasaba por allí hasta aquel sábado que por coincidencia entré y conocí a Marcelo. El Café fue nuestro cuartel general, cada viernes teníamos tertulia, los cuentos se escribieron y reescribieron sobre sus veladores o se idearon sobre ellos. Es un lugar que ha guardado el olor, el sabor de Malasaña. No puedo olvidarme de Roberto (el jefe), Pedro, Rubén y Jon; un equipo estupendo que te hacen sentir como en casa nada más entrar… Si me pierdo, uno de los primeros lugares donde deberían buscarme es en el Café de Ruiz. De ahí el nombre del libro”.

La afición de Natalia Machando por escribir tiene un curioso origen: se gesta en su larga etapa como abogada ya que es redactando demandas como se engancha al vicio de escribir historias. “Más tarde, cuando por circunstancias de la vida todo mi mundo se volvió del revés y empecé a escribir lo que sentía, lo que quería… me di a la tinta de la misma manera que otros eligen darse a otras sustancias. Un buen día cansada de llorar en tinta decidí poner mis emociones en la piel de personajes y darles un hogar: los cuentos”.

Nacida en Madrid, en 1967, Manchado estudió Derecho en la Universidad Complutense y ejerció la abogacía durante siete años. Desde 2012 trabaja como consultora de una firma de alta cosmética, mientras sigue escribiendo con la ilusión de que nazca un segundo libro.

 

LA FAROLA TATUADA (relato que cierra el libro ‘Desde el Café de Ruiz’, “inspirado en una postal de una esquina que podría ser de cualquier calle de Malasaña”)

La farola de la esquina, testigo y faro de la angosta urbe, es vigía muda y discreta sin proponérselo.

En ella, junto y bajo ella, se han dado mil sucesos: historias en color y en blanco y negro, improvisadas o no, alegres o dramáticas, reales o fingidas.

En ella han desaguado los perros; a ella se han amarrado los borrachos; junto a ella han tramado picias vivos muchachos, se han estrechado manos, se han producido abrazos; bajo ella se han besado los novios nuevos. Encuentros, paréntesis y despedidas… Y ella, siempre imperturbable, viéndolo.

Esta vez son dos, dos colores: amarillo y rojo igual a naranja. Una alianza, dos amigas, dos hermanas… No, la farola ve dos mujeres; observa; adivina algo más: dos hembras, cuerpo a cuerpo, humedad desafiando el asfalto en la calurosa y seca tarde de verano, sin importarles las gélidas miradas de cristal y acero que la asustada ciudad les lanza.

La farola se deja tatuar su curtida piel de hierro por dos iniciales y un corazón atravesado por una afilada punta; no le duele, recibe la señal generosamente y la guardará fiel en honor a la valentía, a la verdad, a la vida.

NATALIA MANCHADO, ‘Desde el Café de Ruiz’

Publicado por

Kirtan Pizza: yoga, meditación, música, mantras y… pizza (todo junto y gratis)

0:00