primer periódico hiperlocal en España | año VII | 6 de diciembre de 2016
Seleccionar página

Ontiveros: “Me provocó curiosidad que se generara una guerra del graffiti contra el arte”

El bolardo de Ontiveros | P. TARO

El bolardo de Ontiveros | P. TARO

 

Un objeto urbano tan gris como un bolardo le valió a Alejandro Ontiveros Robles entrar en el cuadro de honor de la primera edición de ¡Pinta Malasaña! 2016. Su intervención a base de círculos concéntricos en este objeto de la Galería de Robles (curiosamente el nombre de la calle coincide con su segundo apellido) fue una de las más destacadas del día y el jurado decidió otorgarle el premio al mejor bolardo del concurso. Este artista madrileño combinó en su obra performance, constancia y un discurso que colocó junto impreso junto a su pivote, al igual que hizo en el cierre que pintó en la calle San Andrés, ante la atenta mirada de los cientos de personas que siguieron su participación en el certamen.

Somos Malasaña: ¿Por qué te animaste a participar en Pinta Malasaña?

Alejandro Ontiveros: Vi la convocatoria a través de The Art Boulevard y no me lo pensé. Me gustan este tipo de iniciativas que acercan el arte a otro tipo de público. Además, mi obra, (HE) ESTADO (DES)CONECTADO, la había realizado recientemente en La Juan Gallery (Madrid) y en Cabin Artists (Málaga) y pensé que concordaba a la perfección con Pinta Malasaña.

Cuéntanos cómo tuviste que adaptar tu obra. El planteamiento inicial era hacerlo sobre un cristal…

Alejandro Ontiveros, trabajando en su cierre | P. TARO

Alejandro Ontiveros, trabajando en su cierre | P. TARO

Cuando creé esta obra en 2014, la concebí como un mural/performance en un soporte liso (la realicé sobre una pared dentro de una sala expositiva en SeAlquilaEstado y Nave 73). Desde hace poco estoy trabajando en soportes transparentes que me aportan una mayor posibilidad de interacción y potencian la obra. En ¡Pinta Malasaña! el cierre que me asignaron era bastante liso; y, aunque la rejilla que tenía me dificultó un poco la tarea, creo que el resultado fue igual de satisfactorio que en las anteriores ocasiones.

¿Esperabas la buena acogida del público? Tu obra fue una de las más fotografiadas y seguidas en directo…

Siempre que realizo esta performance hay personas que se sienten atraídas. Sobre todo escucho comentarios respecto al “pulso” y la “paciencia”, y algunas personas me han comentado que les genera un efecto hipnótico, jaja. Al final creo que lo que les hace pararse es verme en ese estado de concentración durante la performance y la acción continuada del dibujo.

Lo que sí me sorprendió fue la gran cantidad de gente que se interesó por el evento en su totalidad. Las calles estaban abarrotadas. En este sentido felicito a la organización por la labor de difusión.

Incluso explicaste el significado a los asistentes con un cartel instalado en el lugar de tu creación. Cuéntanos qué intentaste transmitir

Me gusta acompañar mis obras con textos, casi siempre lo hago. Y es que son textos que nacen del proceso de creación, por lo que los considero parte intrínseca de la obra. En el caso particular de (HE) ESTADO (DES)CONECTADO el texto habla sobre todo de la importancia de conectarse con uno mismo.

Tu técnica a la hora de hacer círculos concéntricos hasta la extenuación es impresionante. ¿Cómo la has desarrollado?

Ja,ja. Acabo cansado, pero no extenuado. La verdad es que durante todo el proceso estoy muy concentrado y al finalizar el sentimiento que me invade es de satisfacción. No sé decirte cómo exactamente llegué a esta “técnica”, pero nace junto con el proyecto Momentos (in)conscientes, que está compuesto sobre todo de obras en pequeño formato realizadas sobre soportes metálicos.

Ganaste el premio al mejor bolardo. ¿Qué te pareció esta propuesta de intervención y cómo planteaste tu obra?

La idea me pareció genial. Esta modalidad era algo opcional por lo que si veías que tu obra no podría adaptarse no era obligatorio participar. En mi caso fue una motivación. Además, estoy con ganas de acercarme con mis proyectos a la escultura y este ha sido un pequeño paso en esta dirección.

Alejandro Ontiveros, abrazado a su bolardo | P. TARO

Alejandro Ontiveros, abrazado a su bolardo | P. TARO

La mayor parte de tu intervención del bolardo fue abrazado a este elemento… ¿era también parte de la performance?

Efectivamente la intervención del bolardo era a la vez mural y performance. Al igual que la obra en la calle San Andrés, la acción y el proceso son tan importantes como el resultado. El hecho de que me abrazase al bolardo fue simplemente por comodidad, buscando una posición que pudiese mantener mientras pintaba las líneas.

Tu obra principal, en la calle San Andrés, fue una de las que fueron pisadas durante la semana posterior a ¡Pinta Malasaña! ¿Cómo te tomaste esta acción?

Estaba claro que seríamos tapados. Nosotros mismos tuvimos que tapar firmas para pintar nuestros murales. Me dio pena porque me habría gustado que la obra estuviese visible durante más tiempo, pero también me generó curiosidad que se generara esa especie de guerra de graffiti contra el arte.

¿Has seguido la polémica generada a raíz de estas acciones? ¿Cuál es tu postura como artista?

El bolardo de Ontiveros, de noche | P. TARO

El bolardo de Ontiveros, de noche | P. TARO

Sí, he visto fotos, noticias y comentarios (algunos más desacertados que otros). Personalmente más que una crítica general yo propongo una crítica a la exigencia de estos grafiteros. No sólo hablar del porqué sino del cómo. Creo que muchos de los artistas que hemos participado en ¡Pinta Malasaña! hemos adaptado nuestra obra a la calle. Es un reto, una motivación a este espacio que ellos tienen “dominado”. Una vez que se encuentran delante de esa pieza única fruto de ese esfuerzo, ¿no cabe esperar más de ellos? Que no diferencien una pared vacía de un mural me hace pensar en insensibilidad.

Nos gustaría conocer algo más sobre tu trayectoria y tus futuros proyectos.

En mi trayectoria me han marcado mucho los lugares y experiencias que son fruto de mis viajes. Destacaría mi primera expo individual fuera de España (en UBIKSpace, Viena, Austria), la expo colectiva Because Art en el Hairpin Arts Center de Chicago (USA), y la residencia artística que disfruté el agosto pasado en Estambul (Turquía) en la galería Galeri/MIZ.

En mi futuro tengo muchos deseos por cumplir. Este año estoy optando a las becas que ofrecen Fulbright y LaCaixa para postgrado en EEUU. El ambiente creador de un Master of Fine Arts sería muy enriquecedor. También me gustaría llevar a cabo obras de arte público de gran formato. A este respecto tengo cosas ya diseñadas y pensadas, pero aún no he tenido la ocasión de realizarlas… Por último, un acercamiento a galerías y ferias de arte sería beneficioso, aunque sin alejarme de los eventos que llevan el arte a otros públicos y de la idea que tengo de “arte para todos”.

¿Crees que el arte de estudio o de galería debe salir más a la calle con iniciativas como Pinta Malasaña?

Casi lo he respondido en la pregunta anterior… Tiene que haber un cambio. La crisis ha puesto en evidencia el mundo de las galerías de arte y sus círculos. Todos los eventos que llevan el arte a la calle están dando oportunidades que no existían a un lado y al otro de la obra (tanto a nuevos públicos como artistas emergentes). ¡PintaMalasaña! SealquilaProyecto, Artinprogress,Lagaleriademagdalena… Son acciones necesarias y que aportan nuevas interacciones y mayor riqueza.

Más información:

Publicado por

Wildlife Photographer of the Year, las mejores fotografías sobre naturaleza en el COAM

19:02