primer periódico hiperlocal en España | año VII | 5 de diciembre de 2016
Seleccionar página

¿Qué sucede en los parques infantiles de Malasaña?

 

Malasaña ya no existe, según opinaban hace tiempo los creadores del fanzine Mondo Brutto, “la plaza del 2 de mayo es una infinidad de parejas de treintañeros con niños pequeños” (en lugar del barrio rockero que fue). Para el escritor del barrio Javier Gutiérrez ha cambiado en este sentido porque los que salían de copas por aquí hace años han crecido, “ha sido colonizada por gente que venía aquí a disfrutar de la noche y que la ha elegido para vivir, gente que ha crecido, ha cambiado y, al mismo tiempo, ha hecho cambiar al barrio”

Si hace una década muchas de las relaciones sociales – evidentemente no todas- se llevaban a cabo en bares, ahora las tiendas infantiles afloran entre el comercio malasañero, y treintañeros y cuarentones hacen panda en las largas horas de parque infantil.

Para quienes no tienen niños todos estos recintos parecen muy similares, corralitos de colores con columpios que se aparecen sofisticados a ojos de quienes crecieron con toboganes oxidados y columpios de neumático. Sin embargo, no todos los parques infantiles son exactamente iguales. Los hay con el suelo de caucho, como en la plaza de las Comendadoras ; de tierra como la de los parques de toda la vida, por ejemplo en el parque del Conde Duque ; o de bancal de arena, como en la Plaza del Dos de Mayo. Algunos tienen una terrazita al lado, en otros – Juan Pujol- no hay una mala sombra. Tienen también – algunos- diferentes categorías de edad, ciertamente no muy estandarizadas (en la galería fotográfica que acompaña al artículo hemos incluido los rangos de edad de aquellos parques en los que está indicado).

Inquietud por el mantenimiento de los parques infantiles

Algunos de los papás y mamas que acuden cada día a a la zona infantil del parque de Conde Duque nos decían que “últimamente la tierra está más sucia que antes, se nota que la limpian menos a menudo”. Una apreciación – la de la suciedad de las calles- que se une a otras quejas que hemos reunido en este periódico referidas al estado general de las calles y plazas del barrio. Ahora muchos temen que, por los cambios en la gestión de la limpieza en la que está inmerso el Ayuntamiento de Madrid, la situación pueda ir a peor.

Según ha denunciado Raquel López, portavoz de Medio Ambiente de Izquierda Unida, el Ayuntamiento de Madrid ha prescindido de la plantilla que se ocupaba del mantenimiento de las zonas infantiles al completo, 97 trabajadores que se unen a otros muchos – unas 350 personas en total según este partido – en el área de limpieza y jardines. Esto habría sucedido una vez ha entrado en vigor, el 31 de julio, el nuevo contrato de limpieza de las calles de Madrid, que incluye también jardinería, mantenimiento de parques infantiles y zonas de mayores.

Según ha denunciado Izquierda Unida, son muchos los trabajadores que no han sido subrogados a las nuevas empresas (Valoriza, FCC, OHL y Cespa, ), han sido despedidos, o a los que se ha forzado a irse con traslados fuera de Madrid. Debido a esto, se cree, el servicio puede verse afectado. Patronal y sindicatos del sector han manifestado posturas similares a las de Izquierda Unida, mientras que el Ayuntamiento asegura que espera ahorrar unos 600 millones de euros con el nuevo contrato durante los próximos 8 años.

Publicado por

Wildlife Photographer of the Year, las mejores fotografías sobre naturaleza en el COAM

19:02