primer periódico hiperlocal en España | año V | 22 de octubre de 2014

Pequeña cocinera, ‘minicursos’ para aprender a cocinar

Zona de trabajo del último curso sobre legumbres impartido por Pequeña cocinera

¿Sabes que cocinando tres horas seguidas un día puedes tener platos preparados para toda la semana, que un solo pollo te puede cundir para 15 comidas y  que por 50€ puedes comer como un señor todo un mes? En Pequeña Cocinera, una asociación cultural gastronómica ubicada en el número 90 de la calle San Vicente, no sólo saben estas y otras muchas cosas, sino que se dedican a divulgarlas y a demostrarlas empíricamente, con las manos en la masa.

Marián Láinez, alma mater de Pequeña cocinera

El objetivo de la asociación no es otro que el de enseñar a cocinar y hacerlo de una manera tan práctica como divertida, a través, principalmente, de ‘minicursos’ o ‘cursos exprés’ monotemáticos de no más de dos horas y media de duración y que terminan con los alumnos degustando sus propias ‘obras’.

El alma mater de Pequeña Cocinera es Marián Láinez, estilista de alimentación que durante sus más de 15 años de profesión ha realizado y acumulado cerca de 500 recetas distintas. Su saber lo pone ahora al alcance de cualquiera, a través de una propuesta que quiere demostrar que “cocinar es fácil, saludable, bueno para nuestros bolsillos e, incluso, divertido”.

Pequeña Cocinera oferta cursos de mañana y tarde durante todos los días de la semana, en los que enseña a cocinar legumbres, arroces, verduras, carnes aves y pescados y tortillas. Los distintos platos de la cocina tradicional española son la materia principal de enseñanza, aunque tampoco deja de lado la gastronomía internacional, con especial atención a la mediterránea.

Además de esta oferta cerrada, la asociación está abierta a realizar cursos específicos sobre platos del mundo. En realidad, tal y como indica Marián, “podemos montar una sesión sobre casi cualquier comida. Sólo necesitamos tener un mínimo de cinco personas interesadas en aprender a realizar la especilidad que sea para impartirles un curso a la carta”.

El precio estándar de las clases de Pequeña cocinera es de 40€, cantidad que incluye la materia prima, un ‘kit’ individualizado de trabajo, unos apuntes sobre lo que se ha aprendido y la degustación de lo preparado.

Cocina anticrisis

Entre la oferta de cursos de Pequeña cocinera, el ‘anticrisis’ llama poderosamente la atención. Se trata de una propuesta que muestra todo el provecho que se le puede sacar, por ejemplo, a un pollo, o a 100 gramos de garbanzos; muestra cómo comiendo bien la gente que anda justa de dinero aún tendrá posibilidad de ahorrar en la partida de alimentación para poder, por ejemplo, emplear lo que le sobre en ocio.

Fiestas y cumpleaños

Los ‘minicursos’ de Pequeña Cocina se prestan también a convertirse en regalos de cumpleaños o en reducidas reuniones de amigos en torno a una cocina y una mesa. Dice Marián que en vez de ir a un restaurante son ya varios los grupos de amigos  que le encargan un curso para aprender a cocinar un plato concreto. Tras preparáselo ellos mismos, siguiendo las directrices de la cocinera, la reunión concluye degustando lo que acaban de preparar junto a unas copas de vino.

Aprender español cocinando

Otra de las propuestas que llaman la atención en Pequeña Cocina es la de aprender español cocinando. Dirigida a extranjeros, y en formato siempre ‘minicurso’, da la posibilidad a los estudiantes foráneos de dominar un amplio y muy específico vocabulario, mientras preparan los alimentos que luego comerán.

Pequeña cocinera es un proyecto pequeño, cercano, “de barrio”; sin más lujo escénico que el del calor humano, sin apenas publicidad; abierto también a recibir propuestas de especialistas culinarios en cualquier materia que deseen compartir su sabiduría.

El próximo lunes enseñan a cocinar una fabada; el martes, paella valenciana…

pequenacocinera@gmail.com
Twitter: @cocinerapequena
Facebook: http://www.facebook.com/pequenacocinera#!/profile.php?id=100002214107650