primer periódico hiperlocal en España | año VII | 2 de diciembre de 2016
Seleccionar página

Poesía para la ‘Semana del Libro’ (III)

Celebramos el Día del Libro con la publicación cada día de un par de poemas de autores que viven o se mueven por el barrio. De Pepe Ramos y de Daniel Orviz son los versos de hoy.

AUSENCIA DE TI Nº 15 (PEPE RAMOS)

Pepe Ramos

Que se te muera el perro.
Que te deje de hablar la peña
y que tu hermana
vuelva a la secta.
Que te despidan.
Que te escriban puta en el coche,
que tu madre se haga ludópata,
que te fallen los frenos y la píldora,
que tengas resaca siempre
y que no me olvides nunca.

___________________________________________________________________________

NIÑA DE LA CUEVA (DANIEL ORVIZ, del libro ‘Mecánica Planetaria’, 2010)

(Video-poema troglodítico-romántico con la colaboración de Nacho Aldeguer)

Sobre Daniel Orviz

Daniel Orviz

“Daniel Orviz (Asturias, 1976) abandonó su prometedora carrera como ejecutivo publicitario para entregarse por entero a la tarea de propagar el uso y disfrute de la poesía entre las masas aletargadas. Diseñador gráfico, dibujante, ilustrador, video-artista, poeta de salón o performer según le pilla, ha publicado historietas en varias publicaciones infraprofesionales, dirigido los cortos de animación “Butanito contra el muñón” y “Tokio Story”; y auto-publicado el poemario “Mecánica Planetaria” (2010). Su poema “Delicado gourmet” quedó finalista del renombrado concurso de poesía humorística “Jara Carrillo”, y aún levanta ovaciones cuando cada día lo declama para quien esté delante. Junto con Nacho Aldeguer ha escrito e interpretado los monólogos poéticos “Debate Combate” y “Dibeit Cambeit”, de relativo éxito en la escena underground madrileña. Actualmente desarrolla en solitario un show multimedia basado en su libro “Mecánica Planetaria”, y participa activamente de la escena Slamera española.”

    NIÑA DE LA CUEVA

    Niña de la cueva,
    los campos azules
    de encima de techo de mundo gigante
    estar ya despiertos.

    Grandes y tan bellos.

    Los toros de nieve cambiantes
    cabalgar al alba

    jinetes de fuego sentados en ellos

    dejar olvidadas sobre nuestra tierra
    muchas cosas nuevas.

    Y si tú dejarme

    cogida de pelo de sol
    yo llevarte
    a descubrir ellas.

    Niña de la cueva.

    Niña de la cueva,
    yo ser no valiente.

    Yo hombre no firme.

    Cachorro.

    No fiera

    de afilados dientes.

    Todos de mi gente:
    Cobarde,
    decirme,

    porque tener miedo
    cuando después rojo final de los días

    arriba
    en oscuro

    grande bestia negra de nombre “Futuro”

    guiñarme mil ojos.

    Y yo tener claro que yo ser no fuerte.
    y yo tener claro que ser no guerrero.
    que fácil por muchos asustarme
    pero

    sin duda
    sin miedo

    yo manos desnudas subir lejos,
    fuera

    a cazar de cena la carne del cielo
    si tú tener hambre,

    Niña de la cueva.

    Porque,
    por tú verme,
    caminar erguido
    y quitar con agua maloliente lodo de mi piel,
    y solo
    para tú contarte
    guardar muchas cosas aquí donde frente,
    saber de corrido el nombre de todo.

    Y aunque por ser débil
    y ser poca cosa
    y no ser capaz de cazar ni una cabra,
    no tener yo piel para hacer tú vestido

    Niña de la cueva
    para que tú hermosa
    yo tallar tú estas piedras preciosas
    llamadas “palabras”.

    Y cuando los miedos agarrarme el pecho
    y el frío azotarme en agujero estrecho
    que yo llamo cama
    Sentirme valiente,
    sentirme caliente
    por saber que

    yo

    No querer mañana

    No querer planetas. No querer cohetes.
    No querer ciudades. No querer antenas.
    No querer la bomba, la radio, la tele.
    No querer tejanos.
    No querer motores.
    No querer el nylon.
    No querer la imprenta.
    No querer comercio.
    No querer las leyes.
    No querer la banca.
    No querer polea.
    No querer palanca.
    No querer el templo.
    No querer moneda.
    No querer la espada, no el cuero, no el arte.
    No querer el hierro.
    No querer la rueda.
    No querer el habla.
    No querer el fuego.

    No querer ser hombre.

    No querer ser nada

    si tú no quererme

    Niña de la cueva.

  • Poesía para la ‘Semana del Libro’ (I)
Publicado por

Kirtan Pizza: yoga, meditación, música, mantras y… pizza (todo junto y gratis)

0:00