primer periódico hiperlocal en España | año VII | 5 de diciembre de 2016
Seleccionar página

¿Por qué no hay fiestas el día 2 de Mayo en Malasaña?

fiestas-dos-mayo-malasana-madrid

Malasaña es el único barrio de Madrid al que el Ayuntamiento vetó unas fiestas de barrio. En abril de 2004, con la ciudad todavía en estado de shock por los atentados del 11-M, el entonces alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, decretó la suspensión de los eventos que tradicionalmente se celebraban durante las fiestas del 2 de Mayo. La decisión fue entendida por parte de muchos de los vecinos, como señal de duelo y con la seguridad de que sería una medida transitoria.

El año siguiente, las fiestas volvieron a ser suspendidas, esta vez sin ninguna excusa. El Ayuntamiento, en plena lucha contra el botellón en los alrededores de Barceló y la plaza del 2 de Mayo, quería evitar a toda costa su vuelta durante los festejos. La ley que regula el consumo de bebidas alcohólicas en la calle, aprobada por el mismo equipo de Gobierno, queda en suspensión durante las fiestas de los barrios, por lo que el Consistorio aplicó la máxima de “muerto el perro se acabó la rabia” y dejó a los vecinos sin festejos, incapaz de manejar el botellón que sí permitía -y permite- en otros barrios del centro como Chueca en el Orgullo, o Lavapiés y La Latina en La Paloma.

En el año 2007, cuando se cumplían cuatro años sin fiestas, los policías antidisturbios protagonizaron las jornadas de fiesta: blindaron los aledaños de la plaza del 2 de Mayo para impedir los conatos de botellón. El resultado: disturbios, 68 heridos y 15 detenidos por los altercados en las calles de Malasaña. Una curiosa manera de celebrar el levantamiento popular contra los franceses.

Alzamiento vecinal por las fiestas

Acibu, la plataforma vecinal del barrio, protestó entonces y los años siguientes: querían recuperar los festejos para los vecinos del barrio y acabar con la discriminación respecto a otros lugares de Madrid. Lo consiguieron en 2009, gracias a la unión de las personas que habitan la zona y a sus colectivos vecinales. Y lo hicieron sin necesitar ni un euro del Ayuntamiento. Nacían las Fiestas Populares y Autogestionadas del 2 de Mayo.

Las celebraciones se organizaron gracias a una plataforma vecinal creada expresamente para ellas, de la que el periódico Somos Malasaña forma parte. Pidieron permisos para un programa de actos básicamente diurno que incluyera pasacalles, conciertos, actividades infantiles y comidas populares… y el barrio recuperó de nuevo sus festejos, gracias a los vecinos.

Una de las decisiones que adoptó la plataforma fue mover la fecha de las fiestas: no serían el puente del 2 de Mayo, sino el fin de semana siguiente, para que organizadores y vecinos que quisieran pasar esos días fuera de Madrid pudieran hacerlo. Es por eso que el 2 de Mayo el barrio permanece ausente de celebraciones.

Cartel 4

A cambio, el fin de semana siguiente las calles de la zona vuelven a rebosar de la vida, el jolgorio y la alegría que provocan unos festejos que además tienen el sabor de lo hecho por los propios vecinos. Este año, el pregón será el viernes 9 de mayo, día en el que comienzan las más de treinta actividades organizadas por entidades, comercios, empresas y habitantes del barrio. Habrá torneos deportivos para niños, decoración con tejidos de las plazas, conciertos, talleres de pompas de jabón, de manualidades o de jardinería. Tampoco faltarán clásicos como la comida popular o el duelo de jamones… todo en Malasaña, el lugar en el que el Ayuntamiento de Madrid intentó prohibir las fiestas y que ahora, ante el empuje vecinal, se ve obligado a admitirlas.

[ACTUALIZACIÓN: como excepción que confirma la regla, en 2015 los vecinos decidieron celebrar sus fiestas el fin de semana del 2 de mayo]

Publicado por

Wildlife Photographer of the Year, las mejores fotografías sobre naturaleza en el COAM

19:02