primer periódico hiperlocal en España | año VII | 7 de diciembre de 2016
Seleccionar página

Prohibido aparcar hoy en el centro de Madrid por alta contaminación

Parquímetro hoy en la calle Manuela Malasaña | FOTO: SOMOS MALASAÑA

Parquímetro hoy en la calle Manuela Malasaña | FOTO: SOMOS MALASAÑA

Los 3.954 parquímetros de Madrid no emitirán este viernes ni un solo ticket de aparcamiento. La alta contaminación que sufre la ciudad ha motivado que el Ayuntamiento active el protocolo que prohíbe aparcar en el Servicio de Estacionamiento Regulado (zonas SER, ver mapa de la izquierda) en todo Madrid.

La medida, que afecta de lleno a Malasaña (área 15 del SER), supone que desde las 9.00 de la mañana es imposible dejar aparcado legalmente el coche en el interior de la M-30. Esta prohibición disminuirá previsiblemente el tráfico en la capital y también los altísimos niveles de dióxido de nitrógeno acumulados sobre los madrileños.

Las motos, los taxis, las bicicletas o los vehículos con permisos de carga y descarga están excluidos de estas limitaciones. Los coches de residentes pueden aparcar en toda su zona correspondiente pero no hacerlo en el resto de áreas del SER de Madrid. El resto de vehículos se encuentran con pegatinas que rezan Alta contaminación, prohibido estacionar en las pantallas de los parquímetros. A primera hora de la mañana ya se empezaban a ver muchas plazas de aparcamiento libres en la zona de Malasaña. La multa por estacionar indebidamente es de 90 euros, aunque Somos Malasaña ha comprobado cómo decenas de vehículos infractores no habían sido multados esta mañana.

Zonas del SER en Madrid

Zonas del SER en Madrid

La prohibición, que no se comunicó hasta las 23.00 de este jueves, cuando ya muchos de los conductores madrileños dormían, dura hasta las 21.00 de este viernes, hora a la que se revisará y se indicará si continúan las medidas de control del tráfico, se relajan o, por el contrario, se incrementan al siguiente escenario: el de la prohibición de circulación de la mitad de los coches, dependiendo del número final de su matrícula.

Entre las medidas previstas para soportar el previsible uso intensivo del transporte público, la EMT ha reforzado su servicio en 55 de sus líneas de autobús, especialmente en aquellas que cubren trayectos entre la periferia y la almendra central de Madrid.

Este jueves, día en el que el Ayuntamiento ya advirtió de que podrían iniciarse estas medidas, Madrid ya adelantó la puesta en servicio de 400 agentes de movilidad y 1.000 policías municipales gestionan el tráfico y apoyan las tareas de información al ciudadano que ya están cumpliendo los 1.100 agentes del control del SER. Además, Guardia Civil y otros dispositivos de seguridad del Estado tenían previsto aumentar efectivos para apoyar las medidas anticontaminación.

La situación actual de polución hace que se mantenga también la prohibición de circular a más de 70 km/h en la M-30 y en los accesos a la M-40.

Reducción de velocidad, no del tráfico, este jueves

La primera jornada con restricciones sirvió para reducir la velocidad en Madrid, que pasó de 93 km/h a 73 km/h de media en la M-30. El Ayuntamiento de Madrid agradece en una nota” a los vecinos por la excelente acogida de la medida y la participación activa, disminuyendo la velocidad de los vehículos privados, para hacer que los niveles de NO2 bajen en la ciudad de Madrid”.

El Consistorio concluye en la misma nota que los madrileños no dejaron el coche en casa, como se les había pedido, aunque sí adelantaron su hora de comienzo de los desplazamientos, con un aumento del 13% de 6 a 7 de la mañana.

Medidas más restrictivas a partir de diciembre

La adopción de estas medidas será una constante en el otoño-invierno madrileño, puesto que está pendiente de aprobación un protocolo que baja los niveles de contaminación permitidos antes de actuar contra el tráfico.

La concejalía de Medio Ambiente del Consistorio tiene pendiente de aprobar este mes los nuevos límites, que establecen el nivel 1 de acciones (preaviso es la palabra técnica) cuando dos estaciones de medición de la almendra central (o de cualquiera de las otras cuatro en las que se divide el resto de la ciudad) superen dos horas consecutivas los 180 microgramos por metro cúbico de dióxido de nitrógeno.

Además, con 200 microgramos, se disparará el nivel 2 (aviso), frente a los 250 microgramos actuales. El nivel de alerta fijado por la UE no se ha modificado y sigue siendo muy alto (400 microgramos, tres horas) y nunca se ha alcanzado.

Publicado por

Luces de Navidad 2016 – 2017 en Madrid: calles y diseñadores

21:39