primer periódico hiperlocal en España | año VII | 6 de diciembre de 2016
Seleccionar página

Rolling Habits: luz al misterio de las fotos en las paredes del barrio

Resulta imposible pasear por Malasaña sin encontrarse con una de sus fotografías en algún muro de nuestras calles y es frecuente escuchar conversaciones sobre sus imágenes, sobre todo los días que siguen a una de las pegadas periódicas de carteles que realizan. Un encuentro fortuito nos ha dado la oportunidad de saber quiénes están detrás de Rolling Habits Streets, la firma que por toda información, y no en todas las ocasiones, aparece junto a las instantáneas de las que hablamos.

Obra de Rolling Habits Street en la calle San Bernardo | Foto: Somos Malasaña

Obra de Rolling Habits Street en la calle San Bernardo | Foto: Somos Malasaña

En la esquina de la calle Pez con Marqués de Santa Ana se puede ver la reunión más amplia de su trabajo, con más de 33 fotografías expuestas una al lado de la otra, mientras que la imagen más ambiciosa, por tamaño, que tienen en el barrio se puede encontrar desde hace unos días en plena calle San Bernardo, en la fachada de un popular supermercado.

En la esquina de Pez con Marqués de Santa Ana hay 33 de sus fotografías reunidas | Foto: Somos Malasaña

En la esquina de Pez con Marqués de Santa Ana hay 33 de sus fotografías reunidas | Foto: Somos Malasaña

Fue en Santa Lucía, hace unas noches, al cruzarnos con dos barbudos con un cubo, un cepillo y unas fotos en papel cuando se produjo el encuentro casual que nos permitió arrojar luz al misterio de las fotos en las paredes de Malasaña. No cabía la menor duda: “¿Sois los de Rolling Habits, verdad?”  Sergio A., el fotógrafo que está detrás de todas la imágenes contesta a nuestras preguntas.

-¿Es Rolling Habits un colectivo?
Me gusta pensar en nosotros como un colectivo. Realmente todas las fotos que pegamos son disparos míos, pero siempre me ayudan mis amigos cuando salimos a colocarlas en las calles. Hay que vigilar en cada esquina y para las imágenes grandes y panelaciones es básico tener cuatro manos por lo menos. Sin ellos sería todo mucho más difícil. Además, estamos siempre liados con proyectos muy variados: fotografía, vídeo en directo e instalaciones.

-¿Cuáles son los temas en los que fijas el objetivo de tu cámara?
Fotografío mi vida. Me gusta llevar la cámara encima y retratar a mis amigos, encuentros fortuitos con extraños y lo que me rodea. Al final, me he dado cuenta de que mis fotos son los recuerdos que más arraigados quedan en mi memoria.

-Lo de no trabajar el color es porque sería más cara la impresión?
Desde hace tiempo mi trabajo es todo analógico y en blanco y negro, para ser capaz de controlar todo el proceso, de principio hasta el final, que es lo que me gusta. Luego, lleno cajas y cajas con fotos que saco en el laboratorio e imprimo en un plotter las que más me gustan.

-Hacer tanto poster debe costaros un buen dinero. ¿Sale todo de vuestro bolsillo?
Nos surgen encargos de tanto en tanto en interiores: bares, oficinas o casas particulares. Mucha gente conoce nuestro trabajo de haberlo visto en la calle, pero todo lo que hacemos en la calle lo hacemos por amor al arte, para verlo nosotros y que lo disfrute la gente sin más. Lo importante es hacer un poco de ruido y no parar nunca.

-¿Cada cuánto soléis salir a pegar?
No tenemos una peridiocidad fija. Cuando voy sacando fotos nuevas que me gustan voy pegándolas. Unas veces son fotos pequeñas, como las que acostumbramos a poner por Malasaña y otras veces son más grandes, panelaciones hechas a tiras de 1,5 metros, pero en el centro es más complicado dedicarle mucho tiempo a la panelaciones porque la policía está por todos lados y hay que moverse rápido.

-La calle es un buen sitio donde exponer…
Siempre he sido muy callejero y siempre me ha gustado estar en la calle cuando no hay nadie, así que salir a pegar mis fotos de noche es todo un lujo. La calle es una buena galería abierta a gente de todo tipo. Es el medio más popular para exponer algo. Muchas veces me gusta pensar la reacción mental que pueden producir mis imágenes cuando se cruzan inesperadamente en la vida de alguien.

-¿Qué será lo próximo que veamos de Rolling Habits?
Ahora estoy empezando una serie de retratos aplastados que pronto empezaremos a pegar por ahí.
Ningún miembro de Rolling Habits vive en Malasaña, ni tan sólo en el centro de Madrid. Sin embargo, confiensan una especial amor a esta zona a la hora de mostrar su trabajo, cosa que piensan seguir haciendo.

 

Publicado por

Wildlife Photographer of the Year, las mejores fotografías sobre naturaleza en el COAM

19:02