primer periódico hiperlocal en España | año VII | 6 de diciembre de 2016
Seleccionar página

Santa Cruz de Marcenado: calle marcial

Viviendas militares | L.C.

Entre San Bernardo y Serrano Jover, más allá de los límites que habitualmente nos competen, discurre esta calle con nombre de marquesado.

 

Santa Cruz de Marcenado es hoy casi límite del barrio como aquellos terrenos fueron en su día frontera de la ciudad misma, cuando más allá de la cerca de Felipe IV, que transcurría por allí, sólo había huertos y campos yermos.

En tiempos, detrás de estas tierras, a modo de ronda, sólo estaba el Camino de Areneros (Alberto Aguilera), paralela a Santa Cruz de Marcenado, y a principios del siglo XX era aún un erial por urbanizar. En el plano de Texeira, a la altura de la calle, se aprecia en San Bernardo la Puerta de Fuencarral a un lado, y al otro, la modesta Puerta del Conde, en la intersección con Conde Duque. Sólo en el último tercio del XIX, cuando Madrid da el estirón definitivo inspirado por Castro, cayeron estas puertas.

Una magnífica urbanización de moles de hormigón humanizadas con enredaderas son puerta a la calle desde San Bernardo. Los edificios, levantados por el arquitecto Fernando Higueras en los años setenta para para jefes y oficiales del Ejército, son tan diferentes al entorno que hacen sospechar que, efectivamente, estamos cerca de salir del barrio. El primer tramo, hasta la calle del Acuerdo, es una moderna isla residencial salpicada por algunos comercios en pleno centro de Madrid. Como curiosidad: uno de los vecinos más tristemente ilustres de las torres fue el golpista Antonio Tejero.

La calle del Acuerdo inaugura un tramo que dice adiós al hormigón noble y pasea Santa Cruz de Marcenado entre balcones y comercios más propios del entorno hasta cruzarse con Conde Duque, para alejarse de la barriada dejando a la izquierda el parque del antiguo cuartel, y la única pista donde se puede jugar al fútbol por estos lares sin tener que poner dos abrigos a modo de portería.

La característica torre del reloj de ICAI

A partir de aquí grandes muros delinean la vía hasta la desembocadura de la calle en Serrano Jover: a la izquierda las instalaciones del ejército (los distintos edificios de la Escuela de Guerra del Ejército y el Servicio Histórico Militar), a la derecha las elegantes fachadas de ICAI.

Las edificaciones militares, en torno a la calle Mártires de Alcalá, ocupan terrenos que pertenecieron al Seminario de Nobles (para enseñanza de las clases nobiliarias), que fundara Felipe V en el siglo XVIII. Posteriormente fue hospital militar en el XIX, hasta que se derribó para construir los actuales edificios.

En la acera de enfrente destaca el imponente edificio de ICAI, antiguo colegio de Areneros, centro de jesuitas construido entre 1904 y 1910 como colegio y centro de enseñanza técnica para obreros. Enrique Fort levantó el Instituto y Antonio Palacios se ocupó de los talleres. En la fachada que da a Santa Cruz de Marcenado sobresale la puerta de la iglesia, que suma un peculiar estilo neogótico al ya de por sí impactante neomudéjar del inmueble. Hoy, que hace tiempo que la Central salió del barrio, los “chicos bien” de ICAI forman los únicos corrillos de universitarios a orillas de nuestras calles.

Santa Cruz de Marcenado termina en Serrano Jover, en la zona de Princesa, pero no hace tanto tiempo, hasta los años setenta, donde hoy está El Corte Inglés estaba Pozas, un barrio que desapareció de golpe para dar paso al centro comercial y al hotel Husa Princesa, en una operación inmobiliaria que hoy parecería increíble.

La calle de esta semana, con el halo fronterizo que le confiere haber sido la valla donde acababa la ciudad, nos saca del barrio entre grandes muros de militares y de estudiantes.

Publicado por

Wildlife Photographer of the Year, las mejores fotografías sobre naturaleza en el COAM

19:02