primer periódico hiperlocal en España | año VII | 26 de septiembre de 2016
Seleccionar página

Se busca un carril bici para cruzar el “muro peatonal” del centro de Madrid

Ciclocarril en la calle San Bernardo | SOMOS MALASAÑA

Ciclocarril en la calle San Bernardo | SOMOS MALASAÑA

Mejorar la movilidad en bicicleta sigue siendo una de las prioridades del Ayuntamiento para facilitar el tránsito de personas por el Centro de Madrid. Siguiendo esta línea ya se han concretado los proyectos anunciados para este año de construir varios bulevares para las bicicletas que rodeen el Distrito Centro, pero quedan algunos problemas por resolver a partir de la implantación del Área de Prioridad Residencial en 2017.

“Lo que toca de cara al año que viene es buscar un carril o algún método para cruzar de norte a sur el distrito Centro”, explicaba a este periódico el concejal Jorge García Castaño durante la reciente inauguración del Centro Deportivo Barceló. “Más que para salvar la circulación, serviría a los ciclistas para salvar el muro peatonal. Esto aún no lo tenemos resuelto”, matiza.

La zona sobre la que actuar es complicada, pues concentra un gran flujo de peatones y ya empiezan a surgir algunos problemas con la extensión del uso del BiciMad, cuyos ciclistas intentan cruzar por aceras no habilitadas para su tránsito. “Tenemos que buscar alguna forma de salvar el eje Gran Vía – Sol – Jacinto Benavente”, explica García Castaño, ubicando el área que mayores dificultades presenta.

Los bulevares que ‘se comerán’ un carril, listos en 2016

Pero la actuación más inmediata de la que se beneficiará el tráfico ciclista será la consolidación de los bulevares alrededor del distrito centro (la conocida como M10), que estarán construidos a finales de este año. El Ayuntamiento ya ha confirmado que el que lo recorra por el norte restará un carril por sentido, después de comprobar que la limitación a 30 km/h de los actuales ciclocarriles no se cumple por parte de los conductores, poniendo en peligro a los ciclistas que los usan.

El bulevar citado tendrá una extensión de 2,7 kilómetros y recorrerá las calles Marqués de Urquijo, Alberto Aguilera, Carranza, Sagasta y Génova, hasta llegar a Colón. Según la página En bici por Madrid, se quitará un carril por sentido para los coches y se reservará para los ciclistas, salvo en Marqués de Urquijo, donde se mantendrá el ciclocarril de bajada, aunque mejorando sus cruces.

El segundo bulevar que se pondrá en marcha será el que vaya desde Moncloa hasta Puerta de Toledo. Tendrá 3,8 kilómetros de longitud y discurrirá por el Paseo Moret, Pintor Rosales, Bailén y Gran Vía San Francisco. En este caso no se recortarán carriles en todas las calles y se permitirá además el paso de ciclistas por la zona peatonal de la Plaza de Oriente.

La decisión de quitar o no un carril a la circulación de coches para dárselo a las bicis protagonizó también el pleno de la Junta de Distrito Centro del pasado marzo, cuando Ciudadanos preguntó específicamente a García Castaño por ello. El concejal reconoció que había habido debate “dentro del equipo de gobierno y de los movimientos sociales”. El resultado fue el de segregar estos carriles “por lo menos en una primera fase”. También afirmó que si hubiera una “afluencia masiva de bicicletas” se podría pensar en “una convivencia bici-coches sin segregar”.

Las actuaciones previstas este año se completan con la creación de dos carriles bici para salir desde Malasaña hacia el norte: el primero de ellos por Bravo Murillo (1,9 kms), desde la Glorieta de San Bernardo hasta Cuatro Caminos; y el segundo por la calle Santa Engracia (2,2 kms), desde Alonso Martínez y con finalización en el mismo punto. Además, se ha previsto convertir parte del barrio de Chamberí en zona 30, en la que los coches no podrán circular a más de 30 km/h por sus calles.

Otras infraestructuras deportivas

El concejal de Distrito Centro también detalló algunas actuaciones en cuanto a infraestructuras deportivas en el corazón de Madrid, como la puesta en marcha de un concurso de ideas para devolver a La Cebada el polideportivo que tenía y que fue derribado, “combinado con el mercado y con el espacio de uso vecinal”, recalca. “Es un proyecto complejo que creo que va a ser muy interesante”.

Además, García Castaño prevé que el solar de la calle Fúcar también albergue una infraestructura deportiva, además de que sea utilizado para otros usos que se están cerrando con el tejido vecinal de la zona.

Lo que está más verde y dando algún problema en avanzar es el plan que tenía la Junta de Distrito de aprovechar las pistas deportivas de los centros educativos durante las horas no lectivas. “Nos está costando”, reconoce el concejal.

Publicado por

Expo: los cuadros de Pilar Sellers en Espacio quoncor café

18:36