primer periódico hiperlocal en España | año VI | 29 de agosto de 2015
Cómo montar un huerto urbano en el balcón de tu casa

Cómo montar un huerto urbano en el balcón de tu casa

Bajo los adoquines (o los ladrillos) está el huerto. Esa es la premisa de la que parten los colectivos que pretenden sacar al agricultor que todos -afirman- llevamos dentro. En Malasaña, esta labor de concienciación urbano-recolectora la ejecuta desde el año pasado Rojomenta, dos ingenieras agrónomas que han puesto en marcha una iniciativa para llenar de tomates, pimientos y lechugas los balcones y terrazas del centro de Madrid. Gracias a Rebrota Malasaña– el nombre de la iniciativa- cualquier persona puede llegar a cosechar sus hortalizas en su propia casa. A continuación te contamos los pasos a seguir, aunque recomendamos que amplíes información en los talleres de huerta y jardinería en balcones que para esta primavera ha organizado el colectivo Rojomenta. 1. Elige las semillas y plántalas Una huerta urbana puede comenzar de las semillas del tomate o del pimiento que estás a punto de comerte. O de las que te traigan del pueblo. O de la tienda de semillas que pilla cerca de tu casa. Pero lo más importante no es dónde conseguirlas sino cuándo plantarlas. En este calendario de siembra (descárgatelo aquí, en PDF) tienes una completa relación de cuándo montar los semilleros y en qué meses recolectar. El semillero. Ese eterno desconocido para los iniciados. Sirve para que las semillas germinen en condiciones adecuadas, aunque hay plantas que no los necesitan (es lo que se llama siembra directa). Montar un semillero es fácil, aunque puedes adquirirlo en comercios especializados. O -más sencillo- utilizar envases tan comunes como el de un yogourt o similar. Solo tienes que rellenarlo de tierra y mojarlo abundantemente en agua. Luego echarás sobre él la semilla en cuestión...

Consultorio veterinario: ¿Son malos los tomates para los perros?

Como cada semana, el veterinario a domicilio del barrio, Urban Vet*, contesta a preguntas de los vecinos sobre cuidados animales. Si tú también quieres dejar la tuya a nuestro experto, tienes que enviarla al correo urbanvet@urbanvet.es ¿Son malos los tomates para los perros o que hayan mascado una tomatera? ¿Podría afectarle al corazón? Gracias por atenderme. Un perro tendría que comer una cantidad masiva de tomate antes de que se ve afectado el corazón. Además, la tomatina está muy mal absorbida por el tracto intestinal. Por lo tanto, la respuesta a “los tomates son malos para los perros” es no. Si usted nota cualquiera de estos síntomas, o sospecha que su perro se ha comido una planta de tomate o un tomate verde, llévelo al veterinario inmediatamente. Demasiado tomatina puede matar a un perro. Si has observado o sospechas que tu gatito o cachorro ha mascado en sus plantas de tomate, lo mejor es llevarlo al veterinario para que pueda ser tratado.  Más información: Lee aquí todas las respuestas de nuestro consultorio veterinario...

Consultorio veterinario

Como cada semana, el veterinario a domicilio del barrio, Urban Vet*, contesta a preguntas de los vecinos sobre cuidados animales. Si tú también quieres dejar la tuya a nuestro experto, tienes que enviarla al correo urbanvet@urbanvet.es Mi perrita tiene un doble colmillo en la parte superior de la boca. Es un yorkshire terrier de 7 meses. No se si la debería ver un veterinario o es algo que pude ser normal. Los perros presentan dos juegos de dientes en su vida. Los dientes de leche o temporales, que constan de 28 piezas, y los permanentes, 48 piezas. Generalmente, los dientes de leche aparecen a través de las encías aproximadamente a las tres semanas de edad y más tarde, alrededor de los cuatro meses de vida, los incisivos de leche comienzan a ser sustituidos por los incisivos permanentes. Después serán reemplazados los caninos, premolares y posteriormente aparecerán los molares. Este proceso de cambio dentario es relativamente rápido, presentando el cachorro la dentadura permanente sobre los seis o siete meses de vida. A medida que los dientes permanentes comienzan a desarrollarse y se hacen más grandes, realizan presión contra las raíces de los dientes de leche, estimulando su reabsorción. Finalmente, el diente permanente empuja y provoca la caída del resto dentario de leche no reabsorbido, que corresponde a la corona dental. A veces, esta reabsorción no se produce o es incompleta. En este caso, el diente de leche permanece en el lugar destinado para el permanente, provocando que éste último erupcione en una posición anormal o con un ángulo incorrecto. La retención de dientes de leche es más frecuente en los caninos superiores pero se puede dar también en otras piezas e incluso verse afectada una serie completa...

Consultorio veterinario: vacuna de la leishmaniosis

Como cada semana, el veterinario a domicilio del barrio, Urban Vet*, contesta a preguntas de los vecinos sobre cuidados animales. Si tú también quieres dejar la tuya a nuestro experto, tienes que enviarla al correo urbanvet@urbanvet.es Quería pedir información sobre cómo vacunar de la leishmanía. Un familiar ha perdido a su perro por esta enfermedad y no me gustaría pasar por eso. Mi perro lleva las otras vacunas y está desparasitado. Gracias por atenderme. La leishmaniosis es una enfermedad parasitaria, producida por un protozoo, que se transmite a través de la picadura de un mosquito denominado flebotomo o mosca de la arena. Es una enfermedad grave que, a pesar de disponer de tratamientos que garantizan la calidad de vida del animal, es de difícil curación. En la mayoría de los casos se podrá controlar con medicación y revisiones veterinarias cada 6 meses. En ausencia de tratamiento puede llegar a ser mortal. La profilaxis de la enfermedad se basa en la combinación de dos estrategias de prevención: Por una parte, el uso de repelentes e insecticidas que protegen contra la picadura del mosquito. Son los collares y pipetas. Por otro lado, la vacuna contra la Leishmania canina, que ayuda al animal a crear defensas de manera permanente. La vacunación ayuda al sistema inmunológico para que el organismo se defienda del parásito en caso de contagio, evitando el desarrollo de la enfermedad. El protocolo de vacunación consiste en tres dosis de vacuna separadas por un intervalo de tres semanas. Se puede comenzar a aplica a partir de los seis meses de edad. Previamente, se realiza un análisis para comprobar que el animal no padece la enfermedad....

Consultorio veterinario: gatos y bolas de pelo

Como cada semana, el veterinario a domicilio del barrio, Urban Vet*, contesta a preguntas de los vecinos sobre cuidados animales. Si tú también quieres dejar la tuya a nuestro experto, tienes que enviarla al correo urbanvet@urbanvet.es Hola, soy la dueña de un gato desde hace poco. Me han comentado que los gatos pueden vomitar porque tragan mucho pelo al lamerse. Mi gato no ha presentado ese problema pero me gustaría saber más para estar atenta. Muchas gracias. Las bolas de pelo, también llamadas tricobezoares, son un problema común en los gatos. Estos animales se acicalan a diario, lamiéndose el pelo, y como consecuencia de este proceso, pueden ingerir una cierta cantidad. El pelo no es digerible y se puede compactar en el estómago donde, junto con los jugos gástricos y restos de comida, van formando una bola. Estas bolas de pelo a su vez pueden irritar el estómago causando vómitos. El vómito puede o no contenerla. Cuando pasan a los intestinos pueden ser eliminadas con las heces, pero en algunas ocasiones, debido a la reabsorción de líquidos que se produce en el tracto intestinal, pueden endurecerse y provocar estreñimiento o incluso obstrucción intestinal. En este último caso, se requiere de tratamiento quirúrgico inmediato. Existe una mayor predisposición a padecer este problema en gatos de pelo largo, por la longitud del pelo, animales que se acicalan de manera compulsiva o gatos geriátricos, debido a una mayor facilidad para el estreñimiento y dificultad para el vómito. La prevención implica un cepillado constante, pues con esta acción retiramos los pelos muertos que se desprenden con mayor facilidad, disminuyendo la cantidad que el animal puede ingerir....

Consultorio veterinario: ¿Debo cambiar la comida a mi perro?

Como cada semana, el veterinario a domicilio del barrio, Urban Vet*, contesta a preguntas de los vecinos sobre cuidados animales. Si tú también quieres dejar la tuya a nuestro experto, tienes que enviarla al correo urbanvet@urbanvet.es Mi perra va a cumplir 1 año de edad y mi consulta es si debo cambiarle el tipo pienso. Hasta ahora ha estado comiendo uno para cachorro. El cambio de alimentación de cachorros a adultos debe realizarse cuando termina el crecimiento del animal. Los alimentos para cachorros están formulados para el crecimiento y desarrollo adecuado del animal, por lo que el aporte de nutrientes y energía es mayor. Por este motivo, no es adecuado mantener esta dieta cuando el animal alcanza el tamaño adulto pues sus requerimientos son otros, los de fortalecimiento y mantenimiento y podrían producirse desequilibrios perjudiciales para su salud. Para determinar el momento del cambio de dieta hay que valorar el tamaño y la raza del animal. Muchas personas consideran que los perros son adultos aproximadamente al año de edad, sin embargo, no ocurre así en la mayoría de los casos. Las razas pequeñas tienden a madurar físicamente alrededor de los diez meses de edad, las razas medianas entre los doce y los cartorce meses y las razas grandes aproximadamente entre los dieciocho meses y dos años. Cuando llegue el momento, el cambio de dieta se debe realizar gradualmente. Se irá reduciendo de manera progresiva la cantidad de alimento para cachorro y aumentando la de adulto hasta que en el plazo de unos días se complete el cambio. Con esto ayudamos a evitar problemas digestivos. Es posible que se deba ajustar la dosis...
Publicado por

Cine de verano: ‘El padrino’

9:51