primer periódico hiperlocal español | año VIII | 23 de noviembre de 2017

Sue975: “Es la época dorada del muralismo, el arte urbano está moribundo”

Hablamos con el ganador de ¡Pinta Malasaña! 2017 sobre sus tres impactantes bancos, sobre el graffiti y festivales como el que participó, del que destaca que "vienen bien para renovar los espacios y sanear el barrio"

La obra de Sue975, recién acabada en San Ildefonso durante ¡Pinta Malasaña!

El ganador de ¡Pinta Malasaña! 2017 no puso sus pinturas sobre un cierre. Ni siquiera sobre un cristal. Su propuesta consistía en intervenir los tres bancos de San Ildefonso con unas estructuras geométricas negras y colocarlas de tal manera que parecían flotar en el aire. Su trabajo le hizo merecedor del primer premio del jurado y de una gran aceptación popular: los bancos duraron apenas 15 minutos sin ningún trasero puesto encima. Hasta hoy.

Una semana después del evento hablamos con Sue975, el artista que ideó esta intervención con la que volvió a Malasaña, el que fuera su barrio de residencia durante seis años (primero en Velarde, luego en Madera) y que le ha influido en su carrera artística, centrada en la intervención de estructuras con formas simples y pinturas de colores planos (generalmente negros y flúor) pero con gran impacto.

Somos Malasaña: ¿Por qué te animaste a participar en Pinta Malasaña 2017 y cómo se te ocurrió la idea para tu propuesta titulada Volúmenes geométricos flotantes?

Sue9a75: Quería disfrutar del dómingo en Malasaña. Hacía tiempo que no iba y era una buena oportunidad para ver amigos. Además el festival me daba la oportunidad de hacer una instalación en los bancos de granito de San Ildefonso, que todos llevamos en el corazón. La idea de los bancos nace de aquí. Rendir homenaje a los bancos por los que he pasado y sentado durante tantos años.

Dos componentes del jurado (izda) valora la intervención de Sue975 | PINTA MALASAÑA

¿Cómo acogió el público tu intervención?

Hasta que pusimos el pigmento fluorescente con cierta desconfianza. Tres bloques negros y puros no llamaban demasiado la atención. Una vez comenzamos con el pigmento amarillo fluorescente, la gente -creo- se sorprendió mucho. Y a los pocos minutos de acabar la ya se estaban sentando. Aunque lo que más hizo la gente fue escribir su nombre en el pigmento.

¿Te sorprendió recibir el primer premio del certamen?

Me sorprendió mucho porque había muchos y muy buenos trabajos ilustrativos. Decía ‘dónde voy yo con los bloques negros si parecen tres ataúdes’. Y ciertamente todavía me cuesta creerlo.

¿Qué fue lo más positivo para ti, como artista, de la jornada del domingo?

Muchas cosas. Me llevo una pieza de la que estoy especialmente contento. También era una forma de devolverle al barrio todo lo que me ha aportado como artista. Malasaña me ha permitido perfilar algunos aspectos de mi obra, como la importancia del soporte y el material… me refiero al granito de las paredes, los bancos y demás mobiliario urbano.

¿Podrías esbozar tu trayectoria para los que acaban de conocer tu trabajo gracias al premio de ¡Pinta Malasaña!?

Soy un artista urbanoabstractogeométricoconcreto. (Algunos ejemplos de su trayectoria en su web)

¿Por qué es importante para ti ejecutar tu obra en espacios públicos?

El espacio público es el soporte sobre el que se ha desarrollado toda mi trayectoria. Por eso es donde mejor me manejo y donde mis obras habitan más felizmente.

Una de las obras anteriores de Sue975

¿Te dio tiempo a ver algo del resto del evento? ¿Qué obras/autores te sorprendieron?

Me gustaron especialmente los trabajos de Parsec! y Por Favor.

¿Cuál crees que es la percepción del arte urbano hoy en día en Madrid?

A la gente le gusta mucho. Y por eso a los artistas también. Y se convierten en artistas urbanos para participar de todos estos festivales, que no son de arte urbano, sino mural, pero sin pasar por la parte difícil, que es la de hacer arte urbano, apropiarse del soporte. Desde este punto de vista el arte urbano en Madrid está moribundo. Si los 150 artistas que participamos en Pinta Malasaña hiciesen verdaderamente arte urbano, pues podría decirse que el arte urbano en Madrid está viviendo una época dorada, y que hay obras nuevas en cada esquina todas las semanas. Pero no es así. Es la época dorada del muralismo. Un tipo de arte urbano adocenado.

Pero esto no es malo tampoco. Gracias a este tipo de festivales he conseguido medios para llevar a cabo otros proyectos más personales. Lo importante es que uno trabaje de forma honesta siempre. Y que si se autodenomina artista urbano devuelva un poquito de lo que le ha dado esa etiqueta a la ciudad.

¿De qué forma se podría educar/despertar el interés de la gente en el arte urbano? ¿Crees que la ciudad debería acoger más festivales como Pinta Malasaña o C.A.L.L.E.?

El arte urbano es un arte democrático, todos tenemos acceso a él. Es un arte en el que el creador no está sujeto a bases de concursos ni circunstancias comisariales o caprichos institucionales. Es por tanto un arte óptimo para eludir la censura y canalizar libremente la libertad de expresión.

Ello no significa que no valore este tipo de iniciativas, como Pinta Malasaña y C.A.L.L.E. Son fiestas de la pintura que te pueden ayudar a sacar adelante proyectos, como los bancos de San Ildefonso, y si tienes un poco de suerte pues a recuperar lo invertido y sacar para hacer otras intervenciones. ¿Más festivales de este tipo? Sin duda 🙂 Y siempre mejorando las condiciones y beneficios para los artistas, que viven un momento muy difícil.

En este ¡Pinta Malasaña! se han creado impactantes obras sobre cristales, paredes, suelos, bolardos, vallas y bancos, entre otros elementos… ¿es ese el camino para los festivales institucionales de arte urbano? ¿serviría para superar el conflicto existente con parte del graffiti debido a las intervenciones sobre persianas?

Opté por la instalación precisamente por ese conflicto que existe con el graffiti que hay pintado en las persianas de los comercios. No quería tocarlo, todos somos artistas y la obras de graffiti también conllevan sacrificio.

He hablando mucho sobre este asunto con escritores de graffiti que no ven bien este tipo de festivales, creen que sus obras merecen el mismo respeto que las otras, y es verdad. Pero mi opinión es que la obra de arte urbano o de graffiti tienen autoría pero no propietario, porque la obra es de la ciudad, de la gente. De ahí la licitud de los festivales. No se trata de que la persiana sea tuya por haber pintado de forma ilegal. ¡Es del que paga el alquiler todos los meses con el sudor de su frente! Por eso este tipo de festivales vienen bien para renovar los espacios y sanear el barrio. Es un hecho que los escritores deberían entender de forma positiva, del mismo modo que los artistas festivaleros cuando les pintan encima.

Más información:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Publicado por

Sue975: “Es la época dorada del muralismo, el arte urbano está moribundo”

0:01