primer periódico hiperlocal en España | año VII | 9 de diciembre de 2016
Seleccionar página

Los ‘Tiranos’ que llenan Malasaña de oferta cultural

Los fundadores de La Tirana Malas Artes

La Tirana Malas Artes (LTMA) está a punto de iniciar su segunda temporada de actividades. Lo hará con brío, acogiendo en su espacio el 6º festival cinematográfico internacional ‘El ojo cojo’ a partir de este jueves.

Esta asociación cultural irrumpió en Malasaña a principios de año haciendo mucho ruido: programando regularmente ciclos de cine, conciertos, teatro, cuentacuentos, exposiciones, danza, performance, jornadas de trueque, así como cursos y talleres de lo más diverso; actividades que en su mayoría fueron, además, gratuitas.

Un pequeño centro cultural

Detrás de La Tirana se encuentra un grupo de ocho fundadores (Raquel, Carmen, Sergio, Juanjo, Nacho, Ángela, Joaquín y Javier) de heterodoxa procedencia y profesión (educadores, diseñadores, informáticos, ingenieros…) y un nexo común: el grupo de teatro que formaban. Alrededor de ese germen se ha ido orquestando todo un proyecto con sede en el número 10 de la calle de Santa Lucía, un espacio abierto al encuentro y las artes, que viene actuando como pequeño centro cultural y sala con un aforo -casi siempre lleno- de 50 personas.

“El fin de La Tirana no es en ningún caso el lucro, ni vivir de la sala; simplemente no perder mucho dinero con ella”, nos cuenta Javier.

“El año pasado funcionaron muy bien todas las actividades que organizamos, especialmente las sesiones de cine y los conciertos y esta temporada, aparte de conseguir que el proyecto se sostenga un año más, queremos programar más teatro, apostando también por el ‘sketch’ en una especie de cabaret abierto, organizar cosas para niños, ampliando así la oferta a todos los públicos, mezclarnos más con el barrio”, apunta Sergio.

Por su parte, Juanjo, asegura que desea que la gente sepa que en La Tirana siempre estará ocurriendo algo y que tenga en cuenta este espacio como una de las opciones más de las que presenta Malasaña, “diferente y barata”, para más señas.

Nuevas instalaciones

Algunos 'tiranos' en las nuevas gradas de la sala | Foto: A.P

La Tirana estrena esta temporada graderío, aislamiento acústico, sistema de iluminación y mejoras de todo tipo. Todo hecho por las mismas ‘manitas’ y las mismas cabezas que preparan para enero el estreno de su nueva producción teatral, ‘La soga’. La autogestión y el “yo me lo guiso, yo me lo como” es marca de la casa.

El espacio también está abierto a estudiar cualquier propuesta socio-cultural que pueda llegar de fuera. “Que vengan y hablaremos”, invita Javier.

Por otra parte, si en la pasada temporada la oferta de cursos de formación fue otro de los puntos claves de la iniciativa (de interpretación, improvisación, fotografía digital, música clásica…), en la presente este aspecto también estará entre lo destacado. Como ejemplo de ello, la ‘master class’ que el próximo viernes y el sábado impartirá el conocido cineasta Juanma Bajo Ulloa.

Para finalizar, señalaremos que el proyecto también se sostiene gracias a una veintena de ‘socios amigos‘, figura que engloba a un grupo de habituales de la casa que colabora con ella -de forma individual- como buenamente puede.

Los únicos ‘tiranos’ del mundo que nos caen bien prometen dar mucha más guerra a partir de esta misma semana. Inauguraron su proyecto en nuestras calles por afinidad con el barrio, no porque ninguno de ellos viva aquí. Ojalá que el vecindario sepa premiar su decisión proporcionándoles una larga vida.

Publicado por

Luces de Navidad 2016 – 2017 en Madrid: calles y diseñadores

21:39