primer periódico hiperlocal en España | año V | 2 de octubre de 2014

“Todos los servicios prestados en Conde Duque seguirán siendo gratuitos”

Timothy Chapman, coordinador general de Las Artes y Ana Santos, direcora de Bibliotecas, Archivos y Museos, durante la entrevista | Foto: Somos Malasaña

Todos los servicios que hasta ahora se habían venido prestando de manera gratuita en el Conde Duque seguirán sin cobrarse, mientras que la semana que viene los ciudadanos conocerán las fechas de reapertura de la biblioteca Víctor Espinós y del Museo de Arte Contemporáneo. De privatizar la gestión del centro cultural, nada de nada. El coordinador general de las Artes, Timothy Chapman, despeja muchas de las incógnitas sin aclarar sobre un espacio que el barrio de Universidad, y la ciudad de Madrid, necesita a pleno rendimiento.

“Conde Duque no tiene sentido si no se convierte en un lugar básico para, en primer lugar, los vecinos de la zona y, luego, para el resto de madrileños y para los turistas. Han sido casi 80 millones de euros lo que ha costado su rehabilitación, una barbaridad, y la misión que tenemos el nuevo equipo de la concejalía de las Artes es la de pensar cómo sacar partido a esta inversión. En la elaboración de un proyecto cultural y general para el centro es en lo que estamos trabajando. Queremos un Conde Duque más abierto y con todos sus servicios al 100% en el menor tiempo posible; un Conde Duque que dé vida al barrio y viceversa, convertido en una plaza más del pueblo. Todo esto lo tenemos que conseguir en un mundo que no es el de antes, con un Ayuntamiento que arrastra una deuda de 6.000 millones y un presupuesto en Cultura que se ha visto reducido”.

Durante más de una hora de conversación, en su amplio despacho de Cibeles, Chapman no rehúye ningún asunto que se le plantea y acepta sin problemas la invitación a bajar al ruedo de lo concreto, lugar donde se arrancan los verdaderos titulares informativos. A la charla se uniría más tarde la nueva Directora General de Bibliotecas, Archivos y Museos, Ana Santos.

Biblioteca Musical y Biblioteca ¿Víctor Espinós?

T. Chapman | Foto: Somos Malasaña

“La absoluta prioridad cultural de nuestro equipo gestor son las bibliotecas, un servicio público básico obligatorio”, indica Chapman. “Dos años sin biblioteca en Universidad es demasiado tiempo. Todos los esfuerzos se centrarán en abrirla al público ya“.

En este sentido, Ana Santos, con sus sólo 15 días en el cargo, indica que la semana próxima dará una fecha concreta para la apertura parcial de las bibliotecas de Conde Duque, tras visitarlas el próximo lunes y evaluar sobre el terreno cómo han quedado rematadas las obras y el estado en el que se encuentran los fondos. Su idea es abrir inmediatamente la sala de lectura y tener listo el servicio de préstamo de libros al público antes del verano. Para entonces también espera que estén abiertas las cabinas de ensayo de la Biblioteca Musical.

“Las bibliotecas de Madrid van a ser unas bibliotecas excelentes”, asegura Chapman. “Estamos deseando abrir la de Conde Duque, seguros de que será fundamental en nuestra misión de devolver la vida al centro cultural”.

Tanto Chapman como Santos desmienten categóricamente los rumores sobre el posible pago por los servicios que ofrecen las bibliotecas y, como novedad, anuncian que no se producirá la anunciada fusión entre la Biblioteca Musical y la Central, que continuarán, como lo han sido siempre, siendo independientes la una de la otra. Esta unión fallida había sido muy criticada por los trabajadores del Conde Duque. Chapman habla de una “modificación conceptual del proyecto -sin coste monetario adicional- tras oír las quejas de los funcionarios y admitir que se trata de dos cosas totalmente diferentes”. Este cambio deja en el aire el nombre de Víctor Espinós para los 5.800 metros cuadrados que compatirán ambas instituciones.

El Museo de Arte Contemporáneo continuará en Conde Duque

Otra de las grandes dudas que planeaban sobre Conde Duque tenía que ver con el futuro del Museo de Arte Contemporáneo. Sus trabajadores denunciaban falta de información por parte del Ayuntamiento. Chapman se muestra rotundo al afirmar que “el Museo va a seguir estando en Conde Duque y el acceso a su colección permanente continuará siendo gratuito“.

Es más, al igual que con la biblioteca, la Directora General de Bibliotecas, Archivos y Museos asegura que dará una fecha de apertura la próxima semana, cuando visite también estas instalaciones. “La idea es abrir lo antes posible los espacios que estén ya totalmente adecuados, lo cual significaría una apertura parcial y paulatina que permita a los ciudadanos volver a disfrutar cuanto antes de la importante colección de arte del Museo”.

“No sólo es voluntad del Ayuntamiento que siga el Museo estando donde está, sino que queremos que vaya a más. Con la reforma del Conde Duque ha ganado espacio y tenemos en mente que, además de mostrar la colección permanente, pueda acoger importantes exposiciones temporales que potencien su importancia. Quizá el acceso a estas muestras temporales sí que deba cobrarse porque dada la situación actual no podremos asumir su coste. En cualquier caso, el resto de servicios seguirán siendo gratuitos”, indica Chapman.

Obras

T. Chapman, en su despacho de Cibeles | Foto: Somos Malasaña

En otro orden de cosas, uno de los aspectos más polémicos y que más quejas han suscitado por parte, entre otros, de los trabajadores del Conde Duque, han sido las obras de rehabilitación del edificio. De ellas han dicho que, en parte, eran innecesarias, que están mal rematadas y que se han realizado sin consultar al personal técnico de los distintos servicios del centro cultural.

Chapman comienza entonando un ‘mea culpa’  institucional reconociendo que “algo no se ha hecho demasiado bien en Conde Duque y que todo el mundo sabe que en cualquier obra de este estilo es clave consultar con los técnicos y usuarios”. Indica, además, que nada más acceder a su cargo, en el mes de marzo, tuvo una reunión con todos los trabajadores del Conde Duque en la que pidió disculpas en nombre del Ayuntamiento por este motivo y escuchó todas las quejas, “completamente entendibles”, que tenían. “Su malestar era lógico, lo mismo que su frustración por no haber podido realizar su trabajo como hubieran querido durante el tiempo que duraron las obras”.

Chapman deja claro que a nivel personal, los actuales responsables de las Artes -encabezados por el concejal Fernando Villalonga-, que llegaron al Ayuntamiento de la mano de la nueva alcaldesa, Ana Botella, no pueden pedir perdón por un proyecto que recibieron en herencia. “Estamos dispuestos a corregir todo aquello que podamos y subsanar los pequeños errores en los remates. Ahora bien, lo hecho, hecho está y hay cosas que no podremos modificar, por lo que ahora toca centrarnos en poner en marcha cuanto antes todos los servicios en el espacio que tenemos”.

Sin llegar a afirmarlo, está claro que Chapman cree que el trabajo de su equipo debe mirar al futuro y que no es cometido suyo juzgar a sus antecesores en el cargo. “Nosotros somos técnicos”, indica, dejando en tejado ajeno la pelota de las posibles responsabilidades de esas “cosas que no se han hecho demasiado bien”.

En el punto de mira, el anterior equipo de gobierno municipal del hoy ministro de Justicia, Ruiz Gallardón, y el máximo responsable de las obras de remodelación del Conde Duque, el arquitecto Carlos Riaño. En el punto de mira también, el PP como máximo responsable político del Ayuntamiento desde hace décadas.

MACSA y el fantasma de la privatización

Hoy, viernes, los funcionarios del Conde Duque vuelven a concentrarse, con sus camisetas y ropas negras como símbolo de malestar, a las puertas del centro. Protestan por los recortes presupuestarios del Ayuntamiento y por el fenómeno de la “privatización encubierta” que ellos creen que se está produciendo en los servicios públicos de Madrid y que en el área de Cultura se materializaría en el cada vez mayor protagonismo de la empresa pública MACSA en la gestión cultural del municipio.

Sobre este aspecto, Chapman indica, en primer lugar, que no hay plan alguno para que MACSA se haga cargo del funcionamiento de los servicios históricos que se prestan en Conde Duque. “No es necesario. Los servicios están muy bien cubiertos con funcionarios públicos, como hasta ahora, y es así como continuará”.  “Eso sí, existe una ley estatal que prohíbe actualmente la contratación de más funcionarios. ¿Qué hacemos entonces cuando se necesita más personal, cómo podremos cubrir, por ejemplo, las jubilaciones?”.

Chapman asegura que, aunque cada cual es muy libre de sentir los miedos que desee, los funcionarios del Conde Duque no deben temer a esa privatización de la que hablan. Son miedos que dice entender y que, seguramente, hayan sido generados por “fallos en la comunicación por los que les pedimos perdón“.  Sin embargo, apunta a que no hay fundamento alguno para hablar de “privatización de la gestión ni de los servicios, que seguirán siendo gratuitos en Conde Duque”.

Sobre MACSA se muestra dispuesto a explicar una y mil veces ante quien lo necesite qué es esta empresa pública, “creada para agilizar la gestión municipal de ciertas áreas y con un capital social 100% municipal”, sometida a todos los controles administrativos exigidos por la ley. “Despejemos fantasmas, dudas, demos más explicaciones, hablemos… si es que todo eso es preciso”.

Conde Duque, una calle más y un motor para el barrio

Por otro lado, y esto sí a más largo plazo, Chapman asegura que dentro del proyecto de poner en valor Conde Duque culturalmente existe un plan de reforma urbanística del entorno del Cuartel. Este plan, esbozado ya en la época de Gallardón, contemplaría la peatonalización de la calle Conde Duque y de parte de la calle Palma. Además, incluiría la remodelación de la plaza situada al norte del centro cultural.

Como importante novedad, el coordinador de las Artes, anuncia también que está en estudio abrir una salida más en el Conde Duque, conectando directamente el cuartel por el sur con la calle de las Negras.

“El objetivo es conseguir una mejor conexión del centro cultural con el resto de la ciudad, abrir al paso sus patios, hacerlo calle y más plaza al estilo de la plaza Mayor”.

“Somos conscientes de lo mucho que han sufrido los vecinos de Universidad, los madrileños, los comercios próximos al centro y los mismos trabajadores este período de baja actividad por obras del Conde Duque; comprendemos su malestar y pedimos disculpas. A partir de ahora sólo cabe una recuperación lo más rápida posible”.

La vuelta de las bibliotecas, la del Museo, la reapertura desde este mismo viernes de espacios como la hemeroteca y el archivo, cerrados por el tratamiento anticarcoma que se ha tenido que aplicar, todo ello acelerará el resurgir del cuartel, según Chapman.

El gigante ‘contenedor de humo’ que es hoy Conde Duque se despereza y, por ejemplo, este verano volverán a él parte de las actividades de los Veranos de la Villa, siendo una de las sedes del novedoso Festival Fringe.

7 Comentarios

  1. Casi ha pasado un mes desde la promesa de fecha de apertura y siguen tomándonos el pelo. Deberíamos hacer algo.

  2. Empezamos bien. La Sra. Santos dijo el 8 de junio que daría la próxima semana una fecha de apertura del Museo y la Biblioteca. Estamos a día 22 y no sabemos NADA. Son unos mentirosos y unos canallas como el Gobierno, manteniendo a los ciudadanos en la ignorancia mientras hacen sus turbios manejos en la oscuridad. ¿Tan difícil es dar explicaciones? ¿O es que nos ocultan algo?. Así no pueden Vds. tener ni la más mínima credibilidad. Pero el que avisa no es traidor. A LOS VECINOS DE CONDE DUQUE SE NOS ESTÁ ACABANDO LA PACIENCIA!!!

  3. Pues ya han pasado dos semanas de la entrevista con Chapman y Santos y seguimos sin fecha de apertura para el museo. ¿CUANDO SE VA A ABRIR EL MUSEO DE ARTE CONTEMPORÁNEO? Prometen mucho, pero cumplen poco.
    Demandamos la apertura del Museo y de la biblioteca, ya.
    Los usuarios queremos disfrutar de estas instalaciones que tantos millones de euros nos han costado.

  4. ¡Pero bueno, y yo sin enterarme! 60.000 m² infrautilizados y 70 millones de euros gastados. Si estos politicuchos no saben gestionar este centro, que se lo dejen a los vecinos. ¡¡¡Que vergüenza, con el pastizal que ganarán!!! Autogestión, autogestión como la del centro Tabacalera, o La Osera. Gestión por y para los vecinos. ¡¡¡¡Vecinos de Malasaña, tomemos el cuartel!!!

  5. A mi lo que me parece es que ustedes los políticos no tienen ni la más repajolera idea de qué hacer con Conde Duque. Debían venir con idea de convertirlo en billetón, pero hasta para eso hace falta un dinero que no tienen, porque se lo gastan en sus buenos sueldos.
    ¿Y ahora qué? ¿Abrimos el Cuartel? ¿Lo cerramos? ¿Convertimos sus 60.000 m2 en una discoteca, en un chill-out para políticos estresados o hacemos misa los domingos?
    Y mientras tanto, los madrileños esperando a recibir alguna migaja de los impuestos que pagan por servicios culturales. Abran de verdad el Cuartel a los vecinos, que nosotros sí sabemos qué hacer con él.
    Lo que este tal Mr. Chapman no se imagina, cuando habla con la boca tan grande, es que los vecinos de Malasaña y Universidad ya estamos hasta el moño de que este ninguneo, de promesas incumplidas y de que seamos un barrio tan abandonado culturalmente, así que como no se hagan realidad sus palabras, y pronto, aquí se va a armar la marimorena.

  6. Es usted un torero Mr. Chapman!! Se enfrenta al toro de Conde Duque de frente aunque esperamos que sus declaraciones no sean “largas cambiadas” o “chicuelinas al milimetro” que es a lo que nos tienen acostumbrados los politicos. Recuerde aquello de ser esclavo de sus palabras y de que hasta el rabo todo es toro. Esperamos que salga por la puerta grande y no por la de atras. Recuerde que le estamos vigilando

  7. ¡Vaya, qué bien! Parece ser que después de tanto tiempo olvidados el barrio de Conde Duque se va a convertir en el “País de las Maravillas”.
    Me parece una estupenda declaración de principios y una muy buena manera de entender la política municipal.
    Pero ¡ojo, Mr. Chapman!. Hablar no es gratis, y a partir de ahora los vecinos “indignados” de Conde Duque y los madrileños en general, vamos a estar muy pendientes de sus promesas y a exigirle su cumplimiento, porque además, gracias a periódico “Somos Malasaña”, ahora las tenemos por escrito.
    Esperemos que esto sea el comienzo de una hermosa amistad.