primer periódico hiperlocal en España | año VII | 5 de diciembre de 2016
Seleccionar página

Un cortometraje rodado en Malasaña aterriza en el Festival de Cannes: “Es una fábula urbana”

Dos chicas jóvenes, extranjeras, charlan sobre la existencia mientras pasean por la calle. Podrían haberlo hecho en cualquier lugar, pero la directora del corto que protagonizan eligió localizaciones de Malasaña para retratarlas en El Duende. María Inês Lopes nos cuenta por qué sitúa en Comendadoras o en la calle Ruíz la acción del primer cortometraje de su carrera desde el Festival de Cannes, para el que su trabajo fue seleccionada.

Lisboeta de nacimiento, donde completó la carrera de Ingeniería Biológica, esta joven dirige y también escribe y protagoniza este corto que desarrolló en la Escuela Universitaria de Artes TAI, lugar en el que acabó un máster en dirección de cine el pasado año. Su selección en Cannes es un importante paso para la prometedora carrera de Inês Lopes, que antes trabajó en dirección de arte y como ayudante de dirección y producción. Estas son las respuestas que nos envía desde Francia:

Somos Malasaña: Háblanos de la historia que cuenta El duende.

María Inês Lopes: El Duende retrata a dos veinteañeras extranjeras, Mariana y Pepa, que comparten piso en Madrid. Al largo de un día cualquiera, estas chicas nos transportan por su Madrid cotidiano, en el que Mariana cuenta a Pepa sus repetidos encuentros fortuitos con un extraño por las calles de la ciudad. Acompañamos a estas amigas por sus rincones de Madrid y escuchamos su conversación sobre el papel del azar en el cotidiano, sobre todo hablando de la existencia y de su significado como catalizadora en cuestiones de la vida, como el amor y la amistad.

La reflexión no tiene el objetivo de ofrecer una conclusión única o cualquier tipo de solución moral, sino de transmitir una idea acerca de la magia de algunas coincidencias en la vida cotidiana, en un ambiente urbano. Lo hago a través de la complicidad de la amistad femenina, en transición hacia el mundo adulto pleno. Es una fábula urbana sobre las casualidades en la vida.

¿Por qué escogiste Malasaña como el escenario de tu cortometraje?

Malasaña me encanta por el ambiente que se respira, no solo por lá mezcla vibrante de gente que la habita, sino también por sus propias calles y rincones. No es un lugar bonito por su estética, pero hay algo en su ambiente, concentrado en un espacio pequeño. Me gusta ir para sentarme en una terraza, por la tarde, o para tomar una copa de noche. Allí se cruzan varios tipos de planes y de gentes.

Tiene algo muy madrileño pero a la vez te encuentras a mucha gente de otros países. Y eso se adapta a la realidad de Mariana y Pepa, que pertenecen a esas calles sin ser de ahí. Es un barrio querido para mucha gente mi generación, españoles o extranjeros, muy normal y corriente por eso, así que estas chicas pueden ser cualquiera. Y es verdad que de entre todos los barrios de Madrid y de todos los bares de Malasaña puede que entres en el mismo donde se encuentra un amigo con quien no has quedado a propósito. Y eso lleva o no a determinados sucesos. Al final es la casualidad de la vida, con unos te cruzas, con otros no.

¿Qué supone para ti haber sido seleccionada en la sección de cortos de Cannes?

La selección para El Short film corner del Festival de Cannes es especialmente satisfactoria por la oportunidad que puede dar a El Duende de entrar en el circuito de más festivales, lo que puede permitir seguir haciendo nuevos proyectos, así como el contacto tanto con gente con más experiencia, como compartir ideas con quien está empezando en esta área.

En el corto se aprecia mucha influencia de Woody Allen, algo de Linklater… ¿crees que Malasaña encajaría en un rodaje de estos directores?

Es muy lisonjera y exagerada tal comparación. Creo que la trama aquí es más sencilla que alguna de Woody Allen y no tiene tampoco ninguna pretensión de ser complicada. Admiro mucho a Linklater, y su representación de personajes siguiendo el paso del tiempo en una situación cotidiana, tal como a otros cineastas que lo hicieron antes. Me parece bonito estar ahí, con personajes reflejando en un entorno que no es menos importante que ellos.

No sé si les interesaría Malasaña, pero siento que a Woody Allen filmaría más en la plaza del Oriente, Palacio o la Puerta de Alcalá. Las localizaciones aquí son parte del espíritu, las chicas hacen parte de esos rincones la ciudad que vemos, y que los vemos porque son los suyos. Es su ciudad real, con bancos grafiteados, una plaza con tierra en vez de césped, pero bella, que esconde magia en los rincones. Es su Madrid, un Madrid filtrado por su conversación sobre el azar, el amor o la amistad.

¿Cuándo y dónde podremos ver este corto? ¿Qué más proyectos tienes en mente?

No puedo contestar aún sobre como y cuando el corto se podrá ver en los tiempos más cercanos. Me alegraría llevarlo a otros festivales, ya sea por España, por Portugal -de donde soy- y otros lugares. Aunque de momento me gustaría ir haciendo algunos cortos más.

Más información:

Publicado por

Wildlife Photographer of the Year, las mejores fotografías sobre naturaleza en el COAM

19:02