primer periódico hiperlocal en España | año VII | 8 de diciembre de 2016
Seleccionar página

Un grupo de vecinos tratará de impedir otra plaza dura en Barceló

Imagen aérea de cómo eran antiguamente los Jardines del Arquitecto Ribera sobre los que hoy se levanta el mercado provisional de Barceló

El objetivo está claro: impedir una nueva plaza dura en el centro de Madrid y en el barrio. Dadas las recientes remodelaciones de plazas públicas llevadas a cabo por el Ayuntamiento, efectuadas sin haber escuchado propuestas vecinales y con el granito como protagonista absoluto, desde Salvad el Cole, plataforma creada por el AMPA del colegio Isabel la Católica, se quiere comenzar a mover ficha para que la historia no se repita en los Jardines del Arquitecto Ribera, espacio actualmente ocupado por el mercado provisional de Barceló.

La idea es crear lo antes posible un grupo de trabajo en el barrio que haga oír lo que los vecinos tienen que decir sobre la próxima remodelación de los citados jardines, una vez los puestos del mercado desaparezcan de esta superficie que en su día albergaba espacios infantiles y árboles en zonas acotadas de tierra. Para ello se ha convocado una reunión -abierta a cualquiera que quiera participar en ella- el lunes 27, a las 16:30 horas, en Espacio Pozas 14 (calle Pozas 14).

La municipalidad tiene previsto realizar un parque público en el terreno en cuestión una vez trasladadas las actividades de mercado a los nuevos edificios que se están realizando al lado del colegio Isabel la Católica. Según los plazos previstos, la obra de la plaza -adjudicada por concurso al estudio de arquitectura Nieto y Sobejano- podría empezar como pronto en el verano del 2012, dentro de algo más de un año.

El grupo de trabajo que se pretende crear empezaría su actividad en el mes de septiembre. En la web del AMPA del Isabel La Católica se lee: “Los unos querrán espacio para sus niños, otros dirán que lo esencial es poder sentarse en bancos sin helarse el culo, otros no entenderán por qué no se habla de la falta de sombra, pero a todos les motivará este mismo anhelo de conseguir dar a una plaza un significado humano, tener una sensación de estar en el centro de las preocupaciones cuando se diseña una plaza o a lo mejor tener hasta la satisfacción de haber contribuido de algún modo a un resultado algo mejor de lo normal”.

Publicado por

Luces de Navidad 2016 – 2017 en Madrid: calles y diseñadores

21:39