primer periódico hiperlocal en España | año VII | 3 de diciembre de 2016
Seleccionar página

Un profesor, enviado a comisaria por pintar con tiza el suelo

Momento en el que la Policía critica las pintadas de Puño, a la derecha

Momento en el que la Policía critica las pintadas de Puño, a la derecha

El pasado jueves, 6 de noviembre, el ilustrador David Peña -más conocido como Puño– fue apercibido por una agente de Policía Municipal. El motivo: pintar junto a sus alumnos parte del suelo de la plaza María Soledad Torres Acosta (más conocida como Plaza Luna) con tizas de colores.

Al parecer y según el ilustrador, la policía le condujo a comisaría, donde le informó que le iban a denunciar de oficio por las pintadas con tiza en el suelo. El motivo de la denuncia, ya que no hay ordenanza ninguna que impide esta práctica, sería la de la “apropiación privada de un espacio público”, por dar clase en la calle.

[Opinión: la policía de la tiza]

Después de esta advertencia, agentes de la policía tomaron imágenes de los dibujos con tiza, como se pueden observar en las fotografías que el propio Puño publicó en Twitter. Esa red social es la que ha servido también para mostrar el apoyo al ilustrador a través de los hastags #Freepuno y #Entizarmadrid, en los que varios dibujantes han publicado dibujos de denuncia de esta acción policial (ver más abajo).

Se da la circunstancia de que en esa misma plaza se colocó durante semanas una terraza con 16 mesas y 64 sillas que no contaba con licencia municipal alguna. Los vecinos denunciaron dicha instalación ante la pasividad policial, que se trasladó a la zona de los soportales de la plaza, pero sigue operativa sin licencia ninguna a escasos metros de la comisaría de Policía.

Un caso similar en Luna llegó a juicio

El caso recuerda poderosamente al protagonizado por tres miembros de la Asociación Ciudadana del Barrio de Universidad (Acibu) que, en verano de 2007 fueron denunciados por una acción similar en el mismo lugar, que por entonces estaba a punto de ser reformado.

“Escribimos con tiza en el suelo palabras de las cosas que queríamos que sucedieran en la plaza”, explica a Somos Malasaña Inés, una de las denunciadas entonces. El subversivo acto fue protagonizado por varias personas, adultas y niños, aunque solo se denunció a tres personas, a las que se acusaron de “daños al mobiliario urbano” por pintar con tizas en un suelo que iba a ser demolido al día siguiente.

“Mi sorpresa fue cuando al mes siguiente nos llegó la citación para el juicio”, cuenta Inés. La vista tuvo lugar en septiembre y la escena fue propia de una película de Berlanga: “El juez y el fiscal nos miraban con caras de sorpresa. El magistrado dijo que le daba vergüenza que le hicieran perder el tiempo en un caso así”, cuenta. La Policía Local, que además de denunciante también era testigo en el caso, ni siquiera se presentó a dar la cara. El juez, después de alabar lo “imaginativo” de la protesta, absolvió a todos los acusados.

Aún está por ver que la denuncia actual contra el dibujante Puño sea procesada, pero a la vista de casos anteriores, nada puede descartarse. De momento, sus colegas ilustradores están dejando en las redes constancia de lo absurdo de la situación  y ya hay incluso llamamientos para pintar con tiza el suelo de la Puerta del Sol en una acción similar.

— Alicia Blázquez (@Aliceiabla) noviembre 6, 2014

 

 

 

 

 

 

 


Publicado por

Kirtan Pizza: yoga, meditación, música, mantras y… pizza (todo junto y gratis)

0:00