primer periódico hiperlocal español | año VIII | 24 de septiembre de 2017
Seleccionar página

Un refresco vintage: el agua de cebada

Lilas de la Casa de Campo, requesón de Miraflores o leche de burra eran algunas de los productos estacionales más consumidos por los malasañeros

Aguador (de cebada) | GRABADO DE MANUEL DE LA CRUZ

En otro tiempo, a los vecinos de Malasaña se les anunciaba el cambio de las estaciones por el oído. Durante todo el año se voceaba por las calles la leche de burra desde primera hora. Se tomaba como un reconstituyente y se les daba a los niños porque tenía más proteínas que la leche normal. Así que, si tenías catarro, tu madre bajaba a comprarte un vasito de leche de burra para que te pusieras bien fuertote. Ahora, en estos tiempos, se pueden comprar pastillas de leche de burra por internet. Las hacen en Colombia y siguen gustando mucho.

La primavera y el verano llenaban el barrio de cosas nuevas. Como, por ejemplo ¡requesón de Miraflores! que lo bajaban a nuestro Malasaña en caballerías desde ese hermoso pueblo serrano en el que muchos enfermos de tuberculosis iban a curarse (como hizo el poeta Vicente Aleixandre, porque a falta de antibióticos, se iban a respirar el aire puro de Guadarrama). El requesón lo traían entre helechos en grandes serones de esparto.

En Malasaña no faltaban las mujeres que voceaban también, ¡lilas de la Casa de Campo! Las ramas de los grandes lilos gustaban mucho a nuestros vecinos y vecinas porque eran capaces de perfumar una habitación entera. Y casi es preferible no saber cómo quedaba ese antiguo cazadero real de esquilmado.

Pero lo que les encantaba en cuanto apretaba el calor era el agua de cebada. Y en verano se podía beber durante todo el día porque se vendía a todas horas en las horchaterías y en los cafés. En este julio de ahora el agua de cebada, que es todo un refresco vintage, se puede seguir tomando en nuestras calles en algún kiosco de horchata y limonada.

Receta de agua de cebada

Cebada, azúcar o miel, corteza de limón y canela al gusto.

 

Para saber más:

Gatos Curiosos es un blog de Somos Malasaña escrito por la asociación de guías turísticos Carpetania Madrid. Si quieres disfrutar de sus paseos, búscalos en su página web y reserva plaza.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Publicado por

Un refresco vintage: el agua de cebada

10:30