primer periódico hiperlocal español | año VIII | 19 de noviembre de 2017

Biblioteca Víctor Espinós, 5.800 m2 en el limbo

En el mejor de los casos se puede decir que la apertura de la nueva biblioteca municipal del Conde Duque, que aunará los fondos de la antigua Biblioteca Central y los de la Biblioteca Musical, lleva seis meses de retraso.

El Ayuntamiento ha retrasado ‘sine die’ la apertura de la biblioteca Víctor Espinós, del Centro Cultural Conde Duque. Junto a los de Carabanchel y Casa de Fieras es uno de los tres nuevos espacios municipales para la lectura que se hallan en un desesperante limbo. Sus puertas permanecen cerradas, presumiblemente, por falta de presupuesto municipal para contratar al personal suficiente para atenderla.

Según las previsiones del Consistorio, entre los meses de junio y septiembre del pasado año la Víctor Espinós debería de haber comenzado a prestar servicio (así lo anunció la web municipal al día siguiente de que el por aquel entonces alcalde de la ciudad, Ruiz Gallardón, visitara la marcha de las obras el 25 de marzo de 2011). Siendo benevolentes con los cálculos, va para medio año el desvío de la estimación del Ayuntamiento, que ahora guarda silencio quizá temeroso con la posibilidad de volver a errar en una nueva previsión de fecha de apertura. Si este hecho no invita al optimismo, tampoco lo hacen las polémicas palabras de la alcaldesa Ana Botella sobre su intención de incorporar voluntarios para ayudar en la gestión de las bibliotecas públicas.

La oficina provisional donde se trasladó por obras la Biblioteca Musical se cerró el 17 de octubre para el traslado de ésta a la nueva sede y había rumores de que a mediados de este mes la Víctor Espinós podría haberse inaugurado. Oficialmente, nada se sabe.

La nueva biblioteca del Conde Duque, con sus 5.870 metros cuadrados, estará especializada en música. Situada en la Zona Norte del Cuartel -donde recientemente se descubrió la presencia de carcoma-, reunirá en una misma colección los fondos de la antigua Biblioteca Central y los de la Biblioteca Musical. Su nombre, Víctor Espinós, honra al creador -en 1919- de la que se llamó en su día Biblioteca Circulante Musical, y que pronto recaló en el Conde Duque.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Publicado por

Biblioteca Víctor Espinós, 5.800 m2 en el limbo

2:03