primer periódico hiperlocal en España | año VII | 8 de diciembre de 2016
Seleccionar página

Wanda claudica y anuncia que reformará el Edificio España sin derribar su fachada

Fachada del Edificio España | SOMOS MALASAÑA

Fachada del Edificio España | SOMOS MALASAÑA

El tira y afloja entre el Ayuntamiento y el grupo Wanda ha terminado con la asunción por parte de los segundos de las normas que le exigían cumplir los primeros: la empresa asiática ha anunciado que reformará el edificio para hacer en él un centro comercial y un hotel, pero manteniendo su fachada original.

“La intención de Wanda sigue siendo recuperar la actividad de este emblemático edificio para que vuelva a ser parte de la vida de la ciudad y un referente del paisaje urbano de Madrid, y que, a la vez, contribuya a revitalizar el área en la que se encuentra”. Fueron las palabras trasmitidas por el grupo a los medios de comunicación.

Wanda intentó sin éxito este verano saltarse la protección actual del edificio, que le obliga a conservar su fachada por su valor arquitectónico. Previamente, el anterior equipo de Gobierno había rebajado la protección del Edificio España, del que hasta el pasado verano no se podía modificar tampoco ni sus traseras ni laterales. Pero el Ayuntamiento le negó esa posibilidad: presentó dos informes técnicos que aseguraban que era viable la remodelación con la conservación de la fachada, al contrario de lo que sostenía la empresa china. Posible, sí, aunque probablemente también más caro para el promotor. Luego, la Comunidad de Madrid también vetó el derribo.

Desde entonces grupos en defensa del patrimonio y, en Malasaña, la asociación de vecinos Acibu (el edificio pertenece técnicamente al barrio de Universidad), se habían movilizado para conservar la fachada del primer rascacielos de Madrid. Este mismo sábado tuvo lugar un acto organizado por miembros del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid en el que se recogieron firmas contra su derribo total.

Wanda, que ya ha instalado sus oficinas provisionales en los bajos de la cercana Torre de Madrid, se envaina los informes que presentó en verano y que aseguraban que la remodelación era inviable por la “fatiga de los materiales”. También quedan en nada las críticas de algunos ciudadanos y de grupos políticos que presionaron al Ayuntamiento para que cediera ante la multinacional a costa del patrimonio.

De momento, la empresa del magnate chino Wang Jianlin sigue adelante con su idea de construir un hotel, un gran centro comercial y 300 viviendas de lujo en un edificio que mantendrá sus 117 metros de altura de fachada intactos.

Publicado por

Luces de Navidad 2016 – 2017 en Madrid: calles y diseñadores

21:39