primer periódico hiperlocal en España | año VII | 27 de septiembre de 2016
Seleccionar página

Wanda vende el edificio España a un empresario murciano

Vista del Edificio España | SOMOS MALASAÑA

Vista del Edificio España | SOMOS MALASAÑA

Wanda llevaba ya mucho tiempo queriendo deshacerse del edificio España, que adquirió hace dos años al Banco Santander por 265 millones de euros, y por fin parece que lo conseguirá. Según publica este miércoles el diario el Mundo, el empresario murciano Trinitario Casanova habría adquirido el emblemático edificio que preside la plaza de España por algo más de lo que pagó en su día por él el grupo chino.

Lo de la voluntad de Wanda de vender el edificio fue un secreto a voces que nadie quiso confirmar durante mucho tiempo, hasta el pasado febrero. Lo mismo que el que afirmaba que si no se había producido incluso antes esa venta era por el hecho de que nadie ofrecía a la empresa presidida por Wang JianLin el dinero suficiente como para que éste no perdiera demasiado en la operación. Ante las trabas administrativas municipales que buscaban evitar que Wanda hiciera y deshiciera a su antojo en el edificio, parcialmente protegido, JianLin sólo veía una salida: vender y huir de una operación enquistada, en torno a la cual ha protagonizado todo un culebrón.

El pasado 30 de junio se cerró el plazo para recibir candidaturas dentro del proceso oficial de venta del inmueble, que había sido encargado a la consultora Jones Lang LaSalle (JLL), y en esas que a JianLin le habría caído del cielo, como agua de mayo, el murciano Casanova, alguien no sólo dispuesto a comprarle el edificio, sino presto a pagar por él una cantidad que parecía impensable de conseguir hace unos días, cuando Wanda casi que se había resignado a perder en la operación de compra-venta una importante cantidad de dinero a cambio de quitarse de encima de una vez por todas el problema del edificio España. En cualquier caso, la operación no se cerraría hasta después del verano, según el Mundo.

¿Quién es Trinitario Casanova?

Trinitario Casanova opera actualmente a través del Grupo Baraka Global Invest, es uno de los empresarios más activos del mercado inmobiliario español post-burbuja y un superviviente de la crisis del ladrillo, vendiendo su entonces inmobiliaria Hispania justo antes de que todo estallara. En el verano de 2015 ya adquirió a Bankia, en la zona, por 20 millones, el chaflán de Gran Vía 44, el cual traspasaría seguidamente al grupo estadounidense Hines, ganando en cuestión de un mes una jugosa plusvalía de 2,6 millones de euros. Sobre las intenciones para con el edificio España de su próximo dueño, nada ha trascendido.

Publicado por

Toda la programación del Museo del Romanticismo en septiembre

19:31