primer periódico hiperlocal español | año VIII | 23 de noviembre de 2017

Cierran los cines Acteón: adiós a una de los últimas salas de Madrid centro

La compañía propietaria comunica a los empleados que el 9 de noviembre será su último día de trabajo

Entrada de los cines Acteón, con su última cartelera | SOMOS MALASAÑA

Este 9 de noviembre será el último día de apertura de los Cines Acteón. La empresa propietaria del negocio de la calle Montera ha comunicado a sus 19 empleados que la sesión nocturna del jueves pondrá fin a 22 años de historia en una de las últimas salas que quedan en el centro de Madrid.

Los trabajadores se encuentran “desolados” por la noticia y por el final de un negocio “que seguía funcionando”, explican a Somos Malasaña. El dolor por la pérdida del puesto de trabajo se acrecienta además por las condiciones del despido: la compañía gestora, Sagitario Empresarial SL, ha aducido un ERE por pérdidas para solo tener que abonarles 20 días por año trabajado, en lugar de los 45 que les corresponderían por despido improcedente.

La diferencia de cifras es importante para una plantilla que cuenta con muchos empleados con más de veinte y treinta años de experiencia y que tendrá dificultades para encontrar acomodo en un sector -el cinematográfico- en declive.

Los primeros cines contemporáneos

Los Acteón abrieron en el año 1995 como “el complejo cinematográfico más grande de España”, cuentan las crónicas. Era la época en la que comenzaban a aparecer las multisalas y allí, en un edificio que empieza en Montera y acaba en la plaza del Carmen, se habían abierto nueve de golpe.

Las salas ocupaban el mismo espacio en el que estuvieron en su día los Almacenes Arias, un comercio que había sido pasto de las llamas siete años antes. Eran propiedad de Bautista Soler, que llegó a poseer 13 salas de cine y dos teatros en la capital. El Juan de Austria, los Morasol, el Palacio de la Música, el Avenida o el Cid Campeador llevaban su sello. Con el tiempo, su legado pasó a sus hijos, quienes fueron vendiéndolo poco a poco, acuciados en algunos casos por las deudas.

Fachada de los Cines Acteón en la calle Montera | SOMOS MALASAÑA

Uno de ellos, Juan Soler, se quedó con el Acteón, que después entraría en concurso de acreedores y pasó a ser dirigido por un administrador concursal durante dos años. El final del litigio se cerró con la compra de la empresa por la citada Sagitario Empresarial SL, una compañía que depende -según los trabajadores- de la familia Díaz Estrada, empresarios mexicanos que han adquirido numerosos edificios en el centro de Madrid.

Los Díaz Estrada poseen el edificio en el que está instalada la tienda Apple de Sol y también el del futuro Hyatt de Gran vía 31, adornado por la estatua de Diana cazadora. La familia también ha adquirido el edificio contiguo a los cines, el de Montera 29, donde tiene prevista la construcción de otro alojamiento hotelero. ¿Y qué sucederá en el Acteón? “Esto va a ser un hotel”, afirman sin dudar los trabajadores de esta sala que el jueves pasará a la historia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Publicado por

Cierran los cines Acteón: adiós a una de los últimas salas de Madrid centro

22:33