primer periódico hiperlocal español | año VIII | 27 de mayo de 2018

Plan antibotellón en Madrid: concienciación y 4.230 multas en Malasaña y Chueca

"Las quejas de los vecinos se han incrementado", acusa el PP al Consistorio; "Hay muchos menos botellones que cuando gobernaba el Partido Popular", le responde Ahora Madrid

Restos de consumo de alcohol en los Jardines del Arquitecto Ribera | SOMOS MALASAÑA

La llegada del buen tiempo ha hecho más evidentes en las últimas semanas los efectos del botellón en las calles de Malasaña, un fenómeno -el del consumo ilegal de alcohol en la vía pública- que sube y baja en el barrio pero que nunca ha llegado a desaparecer. “Desde que el equipo de Ahora Madrid ha llegado al gobierno de la ciudad, resulta que las quejas de los vecinos respecto al botellón se han incrementado“, decía el portavoz del PP Julio Alonso Leal en el pleno de mayo de la Junta de Distrito Centro, durante el que se abordó este problema.

El PP llevó al pleno de ese mes una propuesta para aprobar un plan policial contra el botellón del centro de la capital: “Es evidente que el problema del botellón no ha llegado con el equipo de gobierno de Ahora Madrid” -admitía Leal- “pero me gustaría que recordase las medidas que el gobierno del Partido Popular en el Ayuntamiento de Madrid tomó en el año 2002 para tratar de erradicar los macrobotellones que había en las plazas del Distrito”. El portavoz del PP se refería a la época en la que, con Álvarez del Manzano como alcalde, Malasaña tenía una pareja de policías en cada esquina para controlar el consumo de alcohol en la calle, recién prohibido (generó tal revuelo que hasta les hicieron canciones).

“Hay muchos menos botellones que cuando gobernaba el Partido Popular”, le respondió en ese mismo pleno el vocal de Ahora Madrid Félix Álvarez. “Se trata de cambiar el enfoque, el enfoque punitivo que se ha demostrado hace años, que opera y no cambia los hábitos. No se trata de mandar a policías para multar, lo que hay que hacer es educar un poco más para que estos hábitos vayan cambiado”, explicó antes de añadir que “una administración responsable plantea alternativas, cambios culturales en el ocio y se preocupa de verdad por su población, no estrictamente de perseguir el incumplimiento de ordenanzas, que es lo que hacía el Grupo Municipal del Partido Popular sin resultados visibles, puesto que los botellones han seguido”.

Más de 4.000 multas

En cuanto al plan policial demandado por el PP, Ahora Madrid le replicó que “ese plan de acción existe y se está llevando a cabo”, apuntó Álvarez. “Existe un plan de acción trimestral por parte de la Policía Municipal, que determina un patrullaje programado por días y horas en relación a las demandas ciudadanas, siendo un servicio extraordinario, dedicado a prevenir y disuadir la práctica del botellón las noches de los viernes, sábados y vísperas de festivos”.

En concreto, este plan vigila con especial intensidad la Plaza Dos de Mayo, además de las calles Larra y Barceló, entre otras. Para el Dosde está asignada una unidad durante las noches del fin de semana, presencia policial que también se ha observado en los recién estrenados Jardines del Arquitecto Ribera. Fruto de este plan antibotellón en los cinco primeros meses del año (con los datos de mayo incompletos) se habían impuesto hasta 4.230 denuncias por consumo de alcohol en la vía pública en la demarcación de la Unidad Integral Centro Norte, es decir, en Malasaña y Chueca, lo que supone casi la cuarta parte de las expedidas en todo Madrid durante el mismo periodo de tiempo. En la capital se produjeron 18.176 sanciones, un 28% más que en 2016 y algo más que en el año anterior, cuando bajaron un 18%.

Campaña “Diviértete sin molestar”

Colocación del cartel de la campaña en La Vía Láctea, en 2015

La otra pata del Ayuntamiento a la hora de abordar el problema del botellón es la de que los ciudadanos tomen conciencia de las molestias que provoca. Para ello va a volver a convocar una campaña que ya se llevó a cabo de 2011 a 2016 bajo el lema Diviértete sin molestar, informa El Mundo.

La campaña constará de cuatro personas -denominados mediadores del ocio nocturno– que visitarán unos 250 locales de copas durante varias semanas, repartiendo unos 5.000 folletos y 1.000 guías de consejos contra el ruido. Además, repartirán 2.400 llaveros, pegatinas, pines y bolígrafos.

El equipo de Diviérte sin molestar se pasó hace dos años por la plaza del Dos de Mayo y por algunos de los locales más emblemáticos de Malasaña, que se adherieron a la campaña. También se apuntaron a la iniciativa -y a las fotos- grupos de personas que salían esas noches por el barrio, alguno de los cuales incluso hacía botellón, como puede verse en el álbum de fotos de la iniciativa.

 

Un grupo de jóvenes bebiendo en el Dos de Mayo y participando en la campaña contra el ruido | SM

Publicado por

Plan antibotellón en Madrid: concienciación y 4.230 multas en Malasaña y Chueca

12:44